todanoticia

Belleza

Luce un rostro radiante y esculpido con este tratamiento de té verde y hielo


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com-

El hielo ayuda a tensar el cutis y combinado con esta poderosa infusión, obtendrás un tratamiento casero muy beneficioso.

Se le conoce como ‘skin icing’ o crioterapia, a la técnica que aplica hielo sobre el rostro. ¿El motivo? Aprovechar todos los beneficios que el frío tiene sobre el cutis de manera fácil y rápida.

El ‘skin icing’ ha dejado su estado de anonimato para convertirse en uno de los tratamientos de belleza preferidos por maquilladores, modelos y artistas. Esto se debe a las virtudes que este sencillo procedimiento posee como, por ejemplo: minimizar los poros, reducir la inflamación del rostro (gracias al frío, que estimula la circulación sanguínea del área), ayudar a atenuar las arrugas y brindar un acabado esculpido y radiante, entre otros factores.

En esa nota, existen beauty lovers como Kate Moss que adoran combinar los beneficios del frío con un elemento adicional para potenciar sus efectos en nuestra piel. Un dúo muy popular es el hielo y té verde (cubos de té verde) perfecto para desinflamar y aportar brillo al rostro. Esta infusión ha cobrado bastante importancia en la industria de la belleza gracias a la gran cantidad de vitamina C y E que contiene, las cuales ayudan a combatir los radicales libres (provenientes del sol, contaminación y el estrés) que impiden la correcta producción de colágeno y elastina en la piel. Además, es bastante empleado para tratar el acné y las espinillas debido a su alto poder antibacteriano.

La preparación es muy sencilla, tan solo coloca tu infusión de té verde en una hielera hasta que se formen los cubos. Una vez listo, pásalos por todo tu rostro sin presionar muy fuerte, y utilizando mociones circulares. Para la zona de las ojeras, asegúrate de pasar los cubitos de té verde con movimientos que se dirijan afuera del rostro y con mucho cuidado ya que esta es la piel más delicada del rostro.

Permite que el hielo y el té verde hagan efecto por unos cinco minutos y luego enjuaga todo muy bien con agua al tiempo. Finaliza el tratamiento aplicando tu producto de skincare apropiado (si es de día o de noche).