todanoticia

Europa

Italia, Noruega y Dinamarca suspenden vacunación con Astrazeneca por presuntos casos de trombos en vacunados


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- Italia, Noruega y Dinamarca suspenden vacunación con Astrazeneca por presuntos casos de trombos en vacunados

Estonia, Lituania, Letonia y Luxemburgo también suspendieron la inmunización con las dosis del mismo lote que los otros países europeos.

Este jueves las autoridades noruegas e italianas anunciaron que suspenden el uso de la vacuna de AstraZeneca contra el COVID-19, después de que Dinamarca hiciera lo mismo al registrar graves casos de trombos en personas que la habían recibido.

La Dirección General de Sanidad danesa había comunicado horas antes la suspensión por 14 días de la vacuna aplicando un principio de “precaución”, al haberse producido también un muerto, aunque todavía no se ha podido demostrar una relación directa.

“Vamos a esperar a ver si hay alguna conexión entre la vacuna y esos casos de trombos”, dijo hoy en rueda de prensa el director de infecciones del Instituto de Salud Pública (FHI) noruego, Geir Bukholm.

Noruega, que forma parte del Espacio Económico Europeo pero no de la Unión Europea, no ha registrado casos de trombos en personas que han recibido esa medicación, pero ha decidido paralizar su uso hasta que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) estudie los informes sobre problemas de coagulación diagnosticados en varios países.

La Agencia Italiana de Medicamentos (AIFA) informó también este jueves que ha suspendido temporalmente la vacunación con un lote de la farmacéutica AstraZeneca por precaución, tras los informes sobre los problemas de coagulación diagnosticados en varios países europeos.

La agencia ha explicado en un comunicado que tras las informaciones sobre problemas de salud detectados en otros países europeos, ha bloqueado la inoculación de las dosis del lote ABV2856.

Además se reserva el derecho a tomar nuevas medidas, cuando sea necesario, también en estrecha coordinación con la EMA.

La AIFA destaca que por ahora “no se ha establecido ningún vínculo causal entre la administración de la vacuna y estos eventos” detectados en otros países y que se están realizando los controles necesarios, recabando la documentación clínica pertinente.

Las muestras de este lote serán analizadas por el Instituto Nacional de Salud italiano.

De forma paralela, la Fiscalía de Siracusa (Sicilia, sur) ha abierto una investigación para esclarecer si la muerte de un militar de 43 años, que sufrió un paro cardíaco en las últimas horas, tiene relación con la vacuna de AstraZeneca que recientemente había recibido, según EFE.

La Fiscalía de Catania (Sicilia, sur) también ha abierto otro expediente, de momento sin sospechosos, sobre la muerte de otro policía de unos 50 años, que murió hace 12 días tras recibir la vacuna de la misma farmacéutica.

La EMA ha asegurado este jueves en Holanda que está estudiando en este momento los informes sobre los problemas de coagulación diagnosticados en varios países europeos coincidiendo con la recepción de una vacuna de AstraZeneca y que podría emitir “hoy o mañana” un consejo al respecto sobre el uso del fármaco en la Unión Europea (UE).

El regulador europeo había asegurado el miércoles en un análisis preliminar que no creía que hubiera un problema específico con un lote de AstraZeneca retirado el domingo por Austria como medida de precaución, tras la muerte de una persona diagnosticada con trombosis múltiple y la enfermedad de otra coincidiendo con su vacunación.

Estonia, Lituania, Letonia y Luxemburgo también suspendieron la inmunización con las dosis de ese lote en concreto, que fue recibido por 17 países de la Unión Europea, incluidos España, Polonia, Malta, Francia y Grecia, según la EMA.

A diferencia de sus vecinas Noruega y Dinamarca, Suecia ha rechazado sin embargo detener de forma temporal el uso de esa vacuna.

“Creemos que no hay base suficiente para suspender la vacunación con AstraZeneca”, dijo hoy en la rueda de prensa de las autoridades sanitarias Veronica Arthurson, de la Agencia Sueca del Medicamento.