todanoticia

Local

La ruta del régimen de Nicolás Maduro para sacar casi 300 toneladas de oro de las reservas de Venezuela


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com-

La ruta del régimen de Nicolás Maduro para sacar casi 300 toneladas de oro de las reservas de Venezuela en un avión ruso, según denuncia

Una trama que solo en 2020 habría implicado la extracción de lingotes del Banco Central de Venezuela en ocho vuelos que se hicieron en un avión ruso.

La oposición venezolana acusó al presidente Nicolás Maduro de haber vendido a discreción cerca de 300 toneladas de oro que formaban parte de las reservas del país, en una operación que, según la denuncia, le ha permitido acceder a un millón de euros sin que se conozca el destino de ese dinero.

“Es una operación que podemos llamar ‘oro por euros’ (...) Maduro maneja discrecionalmente todo este dinero”, dijo, en una rueda de prensa telemática, el exdiputado Julio Borges, nombrado por el líder opositor Juan Guaidó comisionado presidencial para las Relaciones Exteriores de Venezuela.

Se trata, explicó, de una trama que solo en 2020 implicó la extracción de lingotes, que estaban en el Banco Central de Venezuela (BCV), en ocho vuelos que se hicieron a través de un avión ruso “que pertenece a una compañía que le presta servicios personales a (el presidente ruso, Vladimir) Putin”.

La misma aeronave, prosiguió Borges, volaba hasta Mali, donde descargaba el oro venezolano, que luego era llevado a una refinería cercana al aeropuerto maliense para ser derretido y, posteriormente, trasladado a través de otro avión, en este caso de Emiratos Árabes Unidos (EAU).

En Mali, siempre según la denuncia de la oposición venezolana, se realizaba el intercambio de lingotes por euros. De ese modo, el dinero regresaba a Caracas en el mismo avión ruso, mientras que el oro se iba a EAU o, en algunos casos, a Libia, donde presumen que era recibido por el mariscal Jalifa Haftar, que controla el este del país.

Borges aseguró que el ministro de Petróleo de Venezuela, Tareck el Aissami, está involucrado en esta trama que fue “diseñada” por el empresario colombiano Alex Saab, quien está señalado como presunto testaferro de Maduro y que fue detenido en Cabo Verde cuando actuaba como enviado especial de su Gobierno.

Esta operación, dijo, involucra a varias personas y compañías emiratíes, malienses y europeas que fueron señaladas en una presentación que él mismo hizo ante la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) de Estados Unidos y que planea hacer luego ante representantes de la Unión Europea.

Esto, subrayó, con la finalidad de hacer más sofisticada la persecución de los involucrados y el desmantelamiento de esta trama que “es la autopista de Maduro” para comercializar el oro sin ningún control.

Borges criticó a Rusia por “ayudar en el mantenimiento de la dictadura” en Venezuela y a EAU por ser un “paraíso” en el que Maduro ha logrado evadir las numerosas sanciones económicas impuestas a su Gobierno, acusado por Estados Unidos de violar derechos humanos y financiar el terrorismo.

Aunque el opositor insistió en poseer “casi un gigabyte de información”, entre la que se encuentran documentos, fotografías y videos que probarían esta denuncia, de momento no presentó más que un comunicado y un resumen de estas acusaciones.

Reservas venezolanas

Venezuela —que mantiene 85,7 toneladas de oro en el Banco Central, con un valor estimado de 5.053 millones de dólares, según su último balance de diciembre 2020— tiene serios problemas de liquidez, agravados por el derrumbe de la producción y el precio del petróleo, así como por las sanciones de Estados Unidos.

Desde 2014, las reservas de oro han caído en 275 toneladas, según cifras oficiales.

El Gobierno tiene además un proceso legal en curso para repatriar unas 30 toneladas de oro venezolano del Banco de Inglaterra, recursos que, según ha asegurado, destinará a atender la crisis humanitaria generada por la pandemia.

Borges aseguró que la operación con los EAU, “centro neurálgico de este gran robo de riquezas de Venezuela”, permitió a Maduro acceder en 2020 a “un poco más o poco menos de 1.000 millones de euros”, o sea, 1.200 millones de dólares.

“Grandes cantidades de efectivo salen de los EAU hacia Venezuela para ser intercambiados por el oro venezolano”, indicó Borges. “Ese dinero llega a Venezuela sin ningún control” y queda “a discreción de Nicolás Maduro”, afirmó, según un artículo de la agencia EFE.

Militares ‘asqueados’

La investigación, dijo Borges, comenzó gracias a informaciones entregadas por oficiales de la Fuerza Armada, “absolutamente asqueados de cómo se está desvalijando y robando a Venezuela”.

El representante de Guaidó señaló que siguieron ocho de los circuitos de esta operación en 2020, el último en diciembre. El dirigente opositor sostuvo que la mayoría del oro va a los EAU, aunque en alguna ocasión fue a parar a Libia y Suiza.

La Agencia Francesa de Prensa (AFP) solicitó un comentario al Gobierno venezolano sobre la denuncia, pero aún no obtuvo respuesta.