todanoticia

Salud

Éxito de vacunación en Chile radica en recursos económicos y experiencia en salud


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com-

El país lidera la vacunación en América Latina: más del 23% de su población ya ha recibido al menos una dosis.

Chile administró el 24 diciembre la primera vacuna contra el COVID-19. Han pasado dos meses y el país ya ha inmunizado a más de 2.000 personas por completo y más de 4 millones de personas ya han recibido al menos una dosis.

El país, que recordó esta semana un año del primer caso confirmado de COVID-19, figura entre los primeros cinco del mundo en que más porcentaje de su población (más del 18%) ya se ha inyectado al menos una dosis, según datos gubernamentales.

Y es el octavo y único latinoamericano en la clasificación de dosis (una o dos) administradas por cada cien habitantes, con 18,3 dosis.

“Me sentí muy emocionada; fue una sensación en el corazón demasiado linda de por fin ver la vacuna después de casi un año esperando que llegara”, recordó María Paz Herreros, enfermera del Hospital Metropolitano de Santiago, donde horas antes de Navidad administró la primera dosis contra el virus en Chile.

Chile, como todos los países del mundo, empezó vacunando al personal médico, pero ya el 3 de febrero arrancó con la campaña masiva de vacunación, gratuita y voluntaria, que ha superado las 200.000 dosis diarias.

Desde ese día, miles de personas, inicialmente adultos mayores de 90 años, comenzaron a asistir a centros de vacunación montados en estadios, centros de atención primaria, gimnasios o colegios públicos.

Hasta inicios de esta semana, el total de inmunizados en Chile es de 3′529.523, equivalente al 23,5% de la población objetiva de 15 millones y más del 18% de su población total de 19 millones.

Con estas cifras las autoridades chilenas afirman que se alcanzó a casi un cuarto de la población susceptible de ser vacunada, que excluye a menores de 16 años, mujeres embarazadas y lactantes, además de un grupo que no quiere vacunarse.

El objetivo del Gobierno es alcanzar los 15 millones de vacunados antes del 30 de junio, lo que equivaldría al 80% de sus habitantes, refiere BBC.

El rápido proceso de vacunación en Chile se basa en haber contado con los recursos para comprar las dosis y una probada estrategia de distribución gracias a una red de salud pública primaria, con historia desde los años 50 en campañas de inmunización de gran envergadura.

El presidente Sebastián Piñera, desde mediados de 2020 y con el país en plena cuarentena, aseguró más de 30 millones de dosis para este 2021. Con la estadounidense Pzifer pactó 10 millones, otros 10 millones con la china Sinovac y otras dosis con AstraZeneca, Johnson & Johnson y la plataforma Covax, impulsada por la Organización Mundial de la Salud, de la que recibirá unas 818.000 dosis hasta mayo.

Chile también tiene ya previsto adquirir más dosis durante 2022 y 2023 con Sinovac.

Fue “una estrategia muy diversificada, de poner los huevos en distintas canastas y en escenarios que podrían fallar”, dice Rodrigo Yáñez, subsecretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería y jefe de las negociaciones para la compra de vacunas. Chile tiene vigentes 29 acuerdos con al menos 65 economías diferentes.

Desde embajadores, ministros y hasta el propio Piñera se involucraron en las negociaciones, que significaron un desembolso de casi $ 300 millones de dólares.

Tras un inicio sorprendente, lo que viene por delante para Chile es igual de desafiante. En tres meses debe vacunar contra el coronavirus a más de 10 millones de personas y administrar también unas ocho millones de vacunas contra la influenza.

Sin embargo, el número de vacunas con las que cuenta no ha sido la clave para su éxito, este radica en la sólida red de centros de atención primaria de salud en la mayoría de las comunas chilenas y la gestión de los municipios para distribuir la vacuna.

También en que, a diferencia de otros países, la participación de la población ha sido alta y el rechazo a la vacunación se mantiene bajo, en menos del 20% en promedio.

No obstante, a pesar del buen avance que está teniendo el país en la inmunización, Fernando Leanes, representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en el país, considera que “no se puede cantar victoria antes de tiempo” y que las medidas deben continuar para evitar un repunte de casos.

Chile ha sido uno de los países más afectados por la pandemia en América Latina, con más de 820.000 contagios y 20.000 fallecidos confirmados.