todanoticia

Salud

¿Por qué la traducción y la redacción médica deben ser exactas?


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- En la antigüedad, gran parte de la terminología médica estaba compuesta por términos de procedencia griega y latina, cuyas raíces comparten distintos idiomas. Al hablar de la medicina no solo se habla de circunscribir su extensión como ciencia, sino también de su gran riqueza terminológica. Por ello, la traducción médica se define como aquella rama de la traducción que responde a todas las necesidades comunicativas que surgen en el campo de las diferentes divisiones de la medicina. Por lo general, este tipo de traducción se especializa en la traducción de información relacionada con dispositivos médicos, medicamentos, traducción de procedimientos médicos, notas de pacientes e informes médicos, entre otros.

Norma UNE-EN ISO, la normativa internacional para traducciones médicas

La UNE (siglas de “Una Norma Española”) ISO 17100 se refiere a una norma estándar de calidad de gestión que incluye la normativa europea UNE y los acuerdos de la Organización Internacional de la estandarización (International Organization for Standardization ISO) que representa un sello de calidad cuando se otorga a cualquier organización, sea pública o privada, y tipifica los estándares de los procesos de gestión de diversas disciplinas. Del mismo modo cuando se requiere los servicios de traducción, lo mejor es elegir un servicio profesional de traducción de https://www.protranslate.net/es/traduccion-medica/. Entre otras cosas, estas normas garantizan que la traducción se llevará a cabo por expertos en el área de estudio, cuya lengua meta sea nivel nativo y que el texto final sea revisado por un conocedor de la materia. De este modo la agencia de traducción se asegura de la confidencialidad y veracidad del texto traducido.

Importancia de una correcta traducción médica

Es fundamental la traducción médica dado el papel que desempeña el médico al momento de tratar con pacientes de diferentes idiomas, puesto que facilita el tratamiento o el suministro de los medicamentos. Por otro lado, las medicinas que se comercializan en diferentes países están traducidas de manera que la información acerca de las dosis, contraindicaciones y efectos secundarios, entre otros, pueda ser entendida correctamente por el paciente. En la traducción médica incluso un pequeño error puede causar serios problemas y puede llegar a ser peligroso para la salud de los pacientes, una mala palabra interpretada en la dosis del medicamento puede causar daños irreversibles a las personas.

Una traducción debe partir de una buena redacción del documento original

El lenguaje médico, como todo lenguaje científico, no persigue fines estéticos, creativos, lúdicos o recreativos como podría ser el caso del lenguaje literario, sino informativos, didácticos y comunicativos. Por este motivo, los tres rasgos principales del lenguaje científico en general, y de la redacción médica en particular, son la veracidad, la precisión y la claridad; es decir, lo que se expresa en un texto científico no debe ser ambiguo, incomprensible o pesado de leer. Asimismo, la falta de claridad del texto y el consiguiente riesgo de que el lector interprete de forma equivocada el mensaje, son dos cosas que se deben evitar. El redactor debe dominar el lenguaje si desea evitar errores importantes como el exceso de brevedad al transmitir una idea, ya que estos errores pueden llegar a confundir la claridad del texto a traducir.