todanoticia

Cultura

Hallan en Egipto el cementerio de mascotas más antiguo del mundo, con casi 600 animales


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com-

Según los exámenes realizados, los animales fallecieron de forma natural e, incluso, recibieron cuidados cuando ya no pudieron valerse por sí mismos.

En Egipto, un grupo de arqueólogos hallaron lo que podría ser el cementerio de mascotas más antiguo del mundo. Está ubicado en el antiguo puerto romano de Berenice y en el lugar han desenterrado restos dealrededor de 600 animales, la mayoría de ellos son gatos, que habrían sido inhumados durante los siglos I y II de nuestra era, se indica en una publicación de National Geographic.

El equipo que realizó el descubrimiento está liderado por la arqueozoóloga Marta Osypinska, de la Academia Polaca de Ciencias.

Específicamente, lo que el grupo de especialistas encontró fue los esqueletos de 585 gatos, perros y babuinos, los cuales formarían parte del primer cementerio de mascotas conocido de la historia.

El hallazgo está situado en Berenice, un antiguo puerto romano situado en la costa egipcia del Mar Rojo, y se lo encontró en un área delimitada, lo que demuestra que se trataba de un cementerio y no de enterramientos casuales.

En su mayoría se encontraban tapados por tejidos o ánforas partidas por la mitad, como si fueran mortajas o sarcófagos, y llevaban consigo collares de metal, cristal o conchas.

Según los exámenes realizados, los animales fallecieron de forma natural e, incluso, recibieron cuidados cuando ya no pudieron valerse por sí mismos. Osypinska cree que todos eran tratados como “parte de la familia”.

Otros hallazgos

Antes, en el 2017, el mismo equipo de arqueólogos halló los restos de 100 animales, la mayoría también eran gatos y al parecer también habían sido cuidados como mascotas, sin embargo, en ese momento se descartó esa idea.

“Al principio, algunos arqueólogos con mucha experiencia me desanimaron respecto a esta investigación”, afirma Osypinska. Creían que las mascotas no podían aportar información relevante para entender las vidas de las personas de aquella época. “Espero que los resultados de nuestros estudios demuestren que vale la pena”.

Cuidados especiales

Las pruebas realizadas a los esqueletos mostraron además que muchos de esos animales llegaron a una edad avanzada o habían sufrido heridas. Se encontraron algunos con fracturas en los huesos que habían sido curadas, articulaciones desgastadas y pérdida de dientes.

“Estos animales tuvieron que ser alimentados para sobrevivir, a veces con comida especial si habían perdido los dientes”, asegura Osypinska. Este factor resulta especialmente significativo teniendo en cuenta la localización del lugar, una región apartada en el sur de Egipto en la que muchos bienes de primera necesidad debían ser importados.

Esos cuidados y atenciones que daban a los animales demuestran que realmente eran considerados parte de la familia y por ello procuraban su bienestar.