todanoticia

Latinoamérica y Caribe

Sólo hay 3 "democracias plenas" en América Latina, según The Economist


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- El informe marca el quinto año consecutivo de regresión de la democracia en América Latina. ¿Por qué?

El puntaje de América Latina disminuyó el año pasado, como en casi todas las demás regiones del mundo, debido principalmente a las restricciones a las libertades civiles en respuesta a la pandemia.

Pero también vimos una continuación de las tendencias que llevaron a ese retroceso de cinco años. Y en áreas en las que la región estaba bastante bien —en proceso electoral y pluralismo, así como en libertades civiles— hemos visto una regresión.

Hubo tendencias autoritarias crecientes en países como Venezuela y Nicaragua, por ejemplo.

En 2020 las autoridades de esos países aprovecharon la situación para reprimir aún más a la oposición.

En El Salvador se impusieron medidas de confinamiento draconianas, que han recibido muchas críticas. Y hubo acusaciones externas de corrupción. Así que El Salvador fue degradado de democracia defectuosa a régimen híbrido.

Pero también vimos protestas que comenzaron en 2018 y se aceleraron en 2019, con la gente cada vez más frustrada por las deficiencias de los gobiernos. La pandemia frenó en gran medida esos movimientos de protesta. Sin embargo, es probable que ganen terreno en 2021, a medida que las poblaciones sienten las consecuencias económicas de la pandemia.

Si comparamos dónde está América Latina hoy respecto a cuando comenzamos a producir el índice en 2006, vemos una disminución en el puntaje regional promedio en general.

Pero 11 países han mejorado su puntaje durante ese período. Países que lo han hecho bien son Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, Perú, Surinam y Uruguay.

El informe clasifica sólo a tres países de la región (Chile, Costa Rica y Uruguay) como democracias plenas. ¿No es muy poco?

Creo que es un desempeño bastante bueno. La mayoría de los países de América Latina clasifican como democracias imperfectas, algo que la región tiene en común con Europa del Este. Se caracterizan por ciertas deficiencias, sobre todo en el funcionamiento de los gobiernos.

Ahora, Latinoamérica en términos de su puntaje regional general (6,09) es la región de mercados emergentes con mejor desempeño. Está mejor que Asia (5,62) y Europa del Este (5,36).

La región está siendo arrastrada hacia abajo por los países donde hubo esas grandes regresiones: Venezuela, Nicaragua, Bolivia, etcétera.

Hay dos formas de ver las protestas recientes en América Latina. Una es pensar que la gente en la región está cansada de la democracia y de problemas como la corrupción, la inseguridad o la falta de buenos servicios públicos. Pero otros dicen que los latinoamericanos están exigiendo precisamente mejor democracia. ¿Que opina?

Creo que es correcto decir que la gente reacciona de dos maneras. Una es desencantarse con la democracia y tal vez eso explique algo la proclividad en América Latina y Europa del Este por hombres fuertes o populistas, porque lo que tienen no está funcionando.

Pero lo otro que creo que se expresa es una demanda de más y mejor democracia, mejor representación.

Ese es el tipo de impulso subyacente detrás de estos movimientos. No quiere decir que sus líderes o sus políticas vayan a ser una solución al problema. Sin embargo, hay algo positivo en eso. Obviamente pueden ir en diferentes direcciones, una negativa y otra más positiva.

Entonces el final es abierto. Y depende de las personas involucradas en esos movimientos y que luchan por la democracia que ganen el debate quienes tengan los mejores argumentos.