todanoticia

Mundo

Protestas aumentan en el mundo en rechazo a cierres y restricciones ante avance del COVID-19


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com-

En Holanda, las protestas contra el toque de queda terminaron en enfrentamientos con la policía, 30 arrestos y saqueos.

Las medidas de los Gobiernos para frenar la propagación del virus siguen enfrentándose a la oposición de algunos ciudadanos alrededor del mundo.

En Holanda, las protestas contra el toque de queda degeneraron el domingo en enfrentamientos con la policía y saqueos en ciudades de todo el país, un día después de que se incendiara un centro de test de COVID en la localidad de Urk.

La Policía utilizó cañones de agua y perros en Ámsterdam, informó la televisión pública NOS, después de que cientos de personas se concentraran para protestar por el toque de queda entre las 21:00 y las 04;30, que se aplicará hasta el 10 de febrero. Al menos 30 personas fueron detenidas en la ciudad de Eindhoven.

Al igual que en Holanda, varios países reforzaron desde ayer las restricciones en sus fronteras ante la incesante amenaza del coronavirus, en medio de nuevas protestas contra los toques de queda.

Estados Unidos se sumó a Francia, Israel y Suecia para limitar ciertas llegadas, respondiendo a la preocupación por las nuevas variantes del coronavirus originadas en el Reino Unido y en Sudáfrica.

En México, el presidente Andrés Manuel López Obrador se convirtió en la figura pública más reciente en dar positivo por la enfermedad.

En Washington, el presidente Joe Biden volvió a imponer la prohibición de entrada a la mayoría de ciudadanos no estadounidenses que hayan estado en el Reino Unido, Brasil, Irlanda y gran parte de Europa, y añadió a Sudáfrica a la lista, según indicó un alto funcionario de la Casa Blanca.

Biden endureció la semana pasada las normas de uso de mascarillas y ordenó cuarentena para las personas que vuelan al país, que el domingo superó 25 millones de casos.

El domingo, Francia empezó a exigir una prueba PCR negativa para los que lleguen por mar y aire desde los países vecinos de la Unión Europea.

Suecia anunció también que prohibiría la entrada desde la vecina Noruega durante al menos tres semanas, después de que se detectaran casos de la variante británica, más contagiosa, en la ciudad de Oslo.

En España, para frenar la epidemia, el Gobierno viene aplicando un toque de queda nocturno, la movilidad entre regiones está muy restringida y varias de ellas endurecieron las medidas, como la de Madrid, que adelantó el cierre de la hostelería a las 21:00.

España es uno de los más golpeados de Europa, con más de 55,000 muertos y casi 2,5 millones de contagios. Pese a ello, el Gobierno anunció que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, dejará su cargo el martes para hacer campaña como candidato en las elecciones regionales catalanas.

Ayer Nueva Zelanda confirmó el primer caso comunitario de coronavirus desde hace más de dos meses en una mujer de 56 años que acababa de regresar de Europa.

En tanto, ante el escenario de una pandemia que sigue empeorando, los científicos afirman que la única forma de superarla es por medio de la vacunación a gran escala, pero el despliegue está estancado en muchos lugares.

Egipto comenzó su programa, con un médico y una enfermera que recibieron la vacuna china Sinopharm.

En Australia, el regulador médico aprobó la vacuna de Pfizer y se espera que las primeras dosis se administren a finales de febrero.

Desde que apareció a finales de 2019, el COVID-19 ha matado a más de 2,1 millones de personas, con más de 99 millones de casos registrados, según el último balance realizado a partir de cifras oficiales.

Por regiones, las dos más afectadas son Europa, con 699,965 fallecidos y 32,075,371 contagios, y América Latina y el Caribe, con 573,797 muertos y 18,210,181 casos.