todanoticia

Farandula

“Mataron a Lennon”: Cómo fue dar la noticia del crimen que enlutó al mundo hace 40 años


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com-

John Lennon falleció a las 22:48 del 8 de diciembre de 1980. Cinco disparos. Cuatro perforaron su cuerpo y todo acabó. Dos ingresaron por la espalda y los otros por el brazo izquierdo del legendario músico, nacido el 9 de octubre de 1940 en Liverpool, Reino Unido.

Se trató de un crimen premeditado, el ícono de Los Beatles fue asesinado por Mark David Chapman. Lennon y Yoko Ono, su pareja, regresaban al edificio Dakota donde vivían con su hijo Sean, en ese entonces de 5 años. A punto de ingresar, Chapman llama a Lennon por su apellido, éste se voltea a ver quién era y una seguidilla de balas impactaron sobre él.

En esa misma noche Alan Weiss, que trabajaba como productor del canal de noticias ABC7, había sufrido un accidente momentos antes de aquel ataque y fue llevado al mismo hospital donde a las 23:15 el exbeatle perdió la vida. “Era una noche muy fría de diciembre, yo tenía una moto y conducía a través de Central Park, cuando me golpeó un taxi y salí volando por encima del manillar”, recordó el periodista en una reciente entrevista con la agencia de noticias EFE sobre la experiencia de haber sido testigo del hecho que aún lamenta.

El reportero acabó esa noche en el Roosevelt Hospital, en el Upper West de la Gran Manzana, esperando en el pasillo a que los médicos evaluaran si tenía alguna lesión grave tras haberse golpeado duramente la cadera y la cabeza en la caída. Fue entonces cuando dos policías entraron entre gritos a urgencias transportando a un hombre malherido.

Alan Weiss durante sus años como productor del canal de noticias ABC7. (EFE)

Segundos después escuchó la estupefacción de otros dos agentes, que estaban de pie a su lado: "¿Puedes creerlo? John Lennon", afirmaron.

Le impedían confirmar la noticia Aturdido aún de la caída y sorprendido por el hecho de que pudiera tratarse del célebre artista, que además era una de las personas a la que más admiraba, Weiss quiso confirmar que habían pronunciado el nombre de Lennon. Asimismo, intentaba comunicarse con el canal donde trabajaba para comunicar el posible tiroteo a Lennon, pero no tenía ningún éxito.

"Quizá dijeron algo como Jack Lemon y lo entendí mal", pensó, pero los policías se negaron a contestar a sus preguntas.

A pesar de su condición, siguió insistiendo a los agentes de seguridad que si era cierto lo que había escuchado, sin embargo, le decían que no.

Su duda fue resuelta cuando vio ingresar a una devastada señora asiática con un abrigo de visón. "Lloraba histérica en el brazo de un agente de la policía. He sido un fan de Los Beatles toda mi vida, y desde luego sabía quién era Yoko Ono. Estaba bastante seguro de que era ella, pero no completamente", decía Weiss.

Yoko Ono recibe ayuda de la policía cuando deja el Hospital Roosevelt en Nueva York, tras conocer el fallecimiento de su pareja, John Lennon. (AP)

Tras intentar de nuevo, pudo comunicarse con ABC7 y le contó a un compañero suyo sobre el incidente ocurrido al frente del edificio Dakota, y pudo corroborar el hecho. Tras cumplir con su objetivo, regresa a la camilla para que le revisen sus heridas, de las cuales ya se había olvidado.

Pudo ver la sala donde intentaban reanimar a Lennon. "Aunque ya han pasado 40 años, es una escena que nunca olvidaré. Lennon estaba tumbado, le habían quitado toda la ropa. Estaba tumbado sobre su espalda, sus pies mirando hacia la puerta, y rodeándole en semicírculo todo el personal médico que le trataba, y su pecho completamente abierto", relató pausadamente.

“Había sangre por todas partes y uno de los médicos tenía sus manos dentro del pecho de Lennon y podía ver, por cómo estaba moviéndolas, que estaba bombeando su corazón (...) Estaba tratando de mantener la circulación en su cuerpo”, agrega. Minutos después, Weiss sería trasladado hacia la zona general del hospital donde por casualidad sonaba la canción "All my Loving" (1963) de Los Beatles.

“La canción termina y al minuto se oyen los gritos de una mujer: ‘¡Oh,no! ¡Oh, no!’ Y se abren las puertas de una habitación y veo salir a Yoko Ono llorando desconsolada en los brazos del productor musical David Geffen”, explica.

Herido con la primicia La noticia se la confirmó a Weiss la médica que revisaba sus golpes y pudo convencerla para que lo dejara usar el teléfono del hospital porque “solo trataba de ser buen periodista”. Llamó a la redacción del canal para contar la triste noticia y se convirtió así en el primer reportero en informar que John Lennon había muerto.

"Esta historia me afectó de manera que prácticamente ninguna otra historia hizo. Primero, porque rara vez estaba en el lugar de los hechos cuando sucedía una tragedia. Normalmente como periodista llegas cuando ya ha pasado", reflexiona Weiss.

"Además, era un fan de Los Beatles, Me encantaban Los Beatles, crecí con Los Beatles, Los Beatles fueron el grupo musical más importante de mi vida, y creo que la mayoría de la gente está de acuerdo en que fue el grupo musical más importante de la historia", medita el periodista, tras resaltar que Lennon usó su estatus para hacer el bien, exigiendo el fin de la guerra de Vietnam, o comprando chalecos antibalas para la Policía de Nueva York cuando aún no eran obligatorios.