todanoticia

Latinoamérica y Caribe

Chile aprueba con 78.2 % de los votos cambiar la Constitución


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com-

El plebiscito 2020 que se desarrolló ayer en Chile para decidir si se hace una nueva Constitución también se vivió en El Salvador. La embajada chilena instaló el centro de votación en su sede para facilitar la participación de los chilenos que residen aquí.

Con el 78.2 % de los votos a favor, Chile decidió este domingo reemplazar la actual Constitución, redactada durante la dictadura militar de Augusto Pinochet (1973-1990).

Sobre el órgano que debe escribir el nuevo texto, un 78.9 % votó por la opción de la convención constitucional, paritaria e integrada solo por ciudadanos electos para ese fin.

El plebiscito 2020 que se desarrolló ayer en Chile para decidir si se hace una nueva Constitución también se vivió en El Salvador. La embajada chilena instaló el centro de votación en su sede para facilitar la participación de los chilenos que residen aquí.

En horas de la mañana fue poca la afluencia de de chilenos residentes en El Salvador que habían acudido a las urnas.

El cónsul de Chile, Nicolás Rosson, dijo que esperaban a 93 chilenos que están habilitados para dar su voto desde El Salvador.

El plebiscito fue convocado por el actual mandatario Sebastián Piñera, quien al emitir su voto dijo: “Esperamos que hoy sea una jornada de fiesta de la democracia, una elección pacífica y que nos enorgullezca a todos”, según publicó la embajada en su cuenta oficial de Twitter.

Esa jornada electoral se deriva como una respuesta a las demandas de varios sectores, entre ellos el académico, que protagonizaron intensas manifestaciones. Aunque al principio se manifestaron con algunas decisiones del gobierno, las demandas fueron tornándose a otras de mayor calado que han terminado con esta especie de consulta a los ciudadanos chilenos.

Politólogos y otros académicos chilenos y de otros centros de pensamiento internacional han coincidido en que la idea de hacer nacer una nueva Constitución es un intento por borrar “traumas” que dejaron en los chilenos dictaduras recientes como la de Pinochet.

De hecho, la Constitución actual nació en tiempos de gobierno del controversial ex-General y presidente de Chile.

En Chile, se reportaron largas filas de hasta dos horas para depositar el voto, y también hubo aglomeraciones a las afueras de los consulados en Berlín, Londres y Madrid. Cerca de 14 millones de chilenos decidirán en las urnas si quieren o no reemplazar la actual Carta Magna, heredada de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), y qué tipo de órgano debería redactar el nuevo texto.

El plebiscito, convocado para descomprimir la grave ola de protestas desatadas el año pasado contra la desigualdad y en favor de mejores servicios básicos, se celebra bajo estrictas medidas sanitarias y de distancia física, que podrían explicar en parte las largas filas.

Podrías leer: Diputada chilena corrió como “Naruto” para celebrar histórica aprobación de reforma de ley y se vuelve viral

La participación, que aún se desconoce, es el gran desafío de esta votación, pues puede verse mermada por el miedo al contagio y por la alta abstención instalada en Chile desde que el voto dejó de ser obligatorio en 2012.

Los locales de votación estuvieron abiertos 12 horas, dos más de lo habitual, y los adultos mayores tuvieron un horario especial a medio día.

Voto en pandemia

Los sondeos dieron un amplio respaldo a la opción “Apruebo”, con entre un 60 % y un 75 % de las preferencias. Pero la pandemia —que el sábado superó los 500,000 contagiados y casi 14,000 fallecidos en Chile en casi ocho meses— sumó la incertidumbre sobre la participación electoral en un país donde el voto es voluntario.

Las urnas abrieron a las 08:00 a.m. y funcionaron excepcionalmente 12 horas, con un horario especial para los mayores de 60 años, restricciones en los accesos y la prohibición de votar para los contagios activos de covid-19 (cerca de 10,000, según el último reporte).

Además de elegir entre “Apruebo” y “Rechazo”, los electores también definirán el órgano que redactará la eventual nueva Constitución: una “Convención Mixta”, compuesta por 172 miembros, distribuida a partes iguales entre ciudadanos electos y parlamentarios en ejercicio, o una “Convención Constitucional”, de 155 miembros, en la cual todos sus integrantes deben ser elegidos popularmente.