todanoticia

Estados Unidos y Canada

Donald Trump habría superado el virus gracias a novedoso tratamiento de anticuerpos


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com-

El presidente prometió presionar para que su tratamiento sea rápidamente aprobado para su uso general y sea gratuito.

“Me siento bien, muy bien, creo que estoy perfecto”, afirmó el mandatario estadounidense Donald Trump en entrevista telefónica con Fox Business Channel, la primera que realizó desde su diagnóstico de COVID-19 la semana pasada.

Trump, quien ha reiterado que su estado es bueno y ha dicho estar listo para reanudar sus concentraciones de campaña, ha alabado el tratamiento experimental recibido tras contagiarse del coronavirus, aunque no hay manera todavía de determinar si los medicamentos que recibió han surtido realmente un efecto.

“Me siento tan bien que me encantaría tener un mitin de campaña esta misma noche”, declaró el jueves el mandatario y agregó que “ya no era contagioso en lo absoluto”.

Hasta ahora, Trump no ha indicado dónde o cuándo pudo haber contraer el virus y ha afirmado que solo “si alguien está en cualquier parte cerca del virus se puede contagiar”.

Sin embargo, el mandatario, que buscará la reelección el 3 de noviembre, ha mencionado dos posibles eventos en los que cree que pudo haberse contagiado de la enfermedad. El primero cuando anunció a su nominada para la Corte Suprema y otro en el que se reunió con familiares de militares.

Trump asevera que mucha gente en este tipo de eventos quiere acercársele para abrazarlo y besarlo. “Yo no puedo decirles ‘Aléjate, párate a 10 pies de distancia”, apunta.

El mandatario ha atribuído su pronta recuperación al tratamiento que usó y sugirió que su diagnóstico fue “una bendición” para la lucha contra la pandemia. En un video Trump dijo que su enfermedad había revelado las bondades del tratamiento experimental al que fue sometido.

Y en medio de la constante minimización que tiene en contra del virus, esta vez se ha mostrado consciente del hecho de que el tratamiento médico que recibió dista mucho del recibido por la gran mayoría de los estadounidenses y prometió presionar para que ese medicamento sea rápidamente aprobado para su uso general y que sea repartido gratuitamente, pese a que en Estados Unidos el presidente no tiene potestad de hacer eso.

Tras el contagio del mandatario en el país existe gran incertidumbre y múltiples interrogantes sobre cómo está siendo su recuperación de Trump y sobre cuándo podrá reanudar sus actividades normales, incluyendo su campaña, cuando falta menos de un mes para los comicios.

No obstante, el mandatario volvió ayer a la campaña electoral con un mitin virtual por la radio con Rush Limbaugh, uno de los comentaristas más populares entre los conservadores en Estados Unidos.

En tanto, la Casa Blanca ha divulgado muy pocos detalles sobre el tratamiento que recibió Trump y su actual condición de salud, lo que ha alimentado gran cantidad de interrogantes sobre su futuro.

Sin embargo, dos farmacéuticas ya solicitaron al organismo regulador aprobación de emergencia para sus anticuerpos producidos en laboratorio contra el COVID-19, uno de los cuales recibió un fuerte respaldo del mandatario que lo usó para tratarse su infección.

Las terapias desarrolladas por las empresas Regeneron y Eli Lilly se denominan “anticuerpos monoclonales”, una clase relativamente nueva de medicamentos que son más conocidos para tratar el cáncer y enfermedades autoinmunes.

Regeneron y Lilly han desarrollado “cócteles de anticuerpos” basados en los más eficaces que han descubierto. En el caso de Regeneron, uno provino de una persona y el otro de un ratón con un sistema inmunológico similar al humano modificado genéticamente.

Los anticuerpos no se pueden ingerir en una pastilla. En cambio, se deben administrar por transfusión mediante goteo. En teoría, también podrían usarse como una forma de inmunización, pero a diferencia de las vacunas, la protección sería muy transitoria.

Regeneron y Lilly publicaron algunos datos iniciales basados en unos pocos cientos de pacientes no hospitalizados en ensayos clínicos, y ambas afirman que sus tratamientos redujeron la carga viral y el tiempo de recuperación.