todanoticia

Economia y Finanzas

Restricciones impuestas por EE. UU. amenazan producción y futuro de Huawei


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- En 2019, Huawei registró una ganancia neta de 62,650 millones de yuanes ($9,311 millones), un aumento del 5,6 % en un año.

Huawei, considerada una de las empresas líderes a nivel mundial de la tecnología, se encuentra desde el año pasado en el centro de una guerra comercial entre China y Estados Unidos tanto por rivalidad tecnológica como por las acusaciones de espionaje que le hizo el gobierno de Donald Trump.

La compañía china ha recibido restricciones y sanciones que van desde ser considerada una amenaza para la seguridad nacional, el ingreso a la lista negra del Departamento de Comercio de EE. UU., la suspensión de visas para funcionarios de la compañía, el bloqueo al acceso a componentes con tecnología estadounidense, la prohibición de usar equipos de telecomunicaciones de la marca hasta 2021 y el uso de las redes 5G en el país.

Pese a todas las prohibiciones, la administración del presidente Trump se ha visto en la necesidad de aprobar varios aplazamientos debido a que sus decisiones han provocado más problemas para las empresas estadounidenses que para Huawei al afectar la cadena de suministro global.

A los bloqueos a la empresa tecnológica se han sumando en las últimas semanas países como España y Reino Unido, una señal de respaldo a EE. UU.

Huawei ha rechazado en varios comunicados todas las sanciones de EE. UU. y ha dicho en reiteradas ocasiones que son injustas, sin fundamento y hasta ilegales, pero ha recalcado también que se ha mantenido abierta a colaborar con el Gobierno de Estados Unidos para salvaguardar los sistemas de telecomunicaciones del país.

Las medidas, que según la empresa le han causado una pérdida de al menos $10 000 millones, han hecho que las relaciones entre las dos potencias mundiales estén cada vez más tensas. A la lista de diferencias se han sumado las restricciones a las libertades en Hong Kong y la aparición de la pandemia de COVID-19, enfermedad que tuvo como epicentro la ciudad china de Wuhan, y que EE. UU. cree que China demoró en notificar al mundo.

Los bloqueos estadounidenses han afectado a Huawei en el retraso de la producción de la nueva versión de su teléfono móvil de la serie Mate, que por algunos años ha sido la propuesta para competir con los iPhone de Apple. Los equipos suelen ser anunciados cada año en septiembre pero, según expertos, este año la empresa está evaluando la disponibilidad de los componentes clave para fabricarlos, publicó Nikkei Asian Review.

El Gobierno de China ha rechazado también las sanciones a la empresa tecnológica y ha dicho que el único error de Huawei es ser china.

Huawei, un objetivo para el Gobierno de EE. UU. por la tecnología 5G

“Lo que hace Estados Unidos no tiene nada de limpio. Son, simplemente, golpes bajos”, ha criticado Hua Chunying, portavoz del Ministerio chino de Relaciones Exteriores.

Huawei ha dicho que las sanciones estadounidenses y las consecuencias del coronavirus afectarán sus resultados este año y que le será un año “muy difícil”.

En 2019, Huawei registró una ganancia neta de 62 650 millones de yuanes ($9311 millones), un aumento del 5,6 % en un año, y vendió 240 millones de teléfonos en el mundo, registró France 24.

Eric Xu, presidente del grupo, aseguró que “el Gobierno chino no se quedará con los brazos cruzados mientras masacran a Huawei” y agregó que el régimen “no tardará en imponer medidas de represalia”.

“Si se abre la caja de Pandora podríamos asistir a una destrucción catastrófica de la cadena de suministro mundial, y Huawei no será el único que quedará destruido”, apuntó Xu.

Sin embargo, las restricciones han hecho que la empresa trabaje arduamente para reducir su dependencia de la tecnología estadounidense.

Huawei lanza HarmonyOS, sistema operativo para competir con Android

Huawei ya ha presentado un dispositivo móvil de gama alta que no utiliza el sistema operativo de Google (Android) y que tiene aplicaciones propias de la marca.

La empresa también anunció la creación de un sistema operativo propio, llamado HarmonyOS, y que podrá ser usado en sus aparatos en caso de que las sanciones estadounidenses aumentan, aunque expertos creen que será difícil competir con los dos sistemas dominantes de la industria, iOS (Apple) y Android (de Google).

TikTok se suma a la polémica entre ambas naciones

Basada en la difusión de microvideos, la aplicación móvil TikTok, propiedad de la firma china ByteDance, se ha vuelto popular entre los adolescentes y más aún durante los meses de confinamiento a causa de la pandemia de COVID-19.

Estados Unidos ha dicho que TikTok es otra red social al servicio del Gobierno chino a raíz de comentarios del grupo de ciberactivistas Anonymous, que asegura que fue creada a petición del régimen, registró ABC.

Una ley china vigente desde 2017 establece que las compañías nacionales están obligadas a apoyar y cooperar en la red de inteligencia nacional del país.

El Gobierno estadounidense teme que la información personal de los usuarios de la aplicación caiga en manos de funcionarios gubernamentales del país asiático, debido a esto el Comité del Senado de Estados Unidos votó esta semana a favor de prohibir que los empleados federales usen la aplicación en dispositivos de propiedad gubernamental.

La restricción ahora debe aprobarse en el Senado para convertirse en ley.

La portavoz de TikTok, Jamie Favazza, indicó que la principal prioridad de la compañía en Estados Unidos es promover una experiencia en la app que proteja la privacidad de los usuarios.

“Millones de familias estadounidenses usan TikTok para entretenerse y para una expresión creativa, y reconocemos que los dispositivos del Gobierno federal no sirven para eso”, aseguró.