todanoticia

Estados Unidos y Canada

Se reportan más de 500 reas contagiadas en cárcel de Texas, Estados Unidos


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com-

En Texas hubo un repunte de casos en una cárcel, mientras los ciudadanos tratan de evitar más contagios.

Más de 500 mujeres recluidas en una cárcel médica de Texas han dado positivo al coronavirus, en uno de los mayores brotes confirmados en un penal federal, dijo la Oficina de Prisiones.

Los casos confirmados en el Centro Médico Federal-Carswell en Forth Worth aumentaron el martes a 510, apenas dos días después de que la Oficina de Prisiones informara que 200 mujeres en el lugar habían dado positivo al COVID-19, la enfermedad causada por el coronavirus. Únicamente la prisión federal en Seagoville, también en la zona de Dallas-Fort Worth, tenía más internos infectados: 1156 hasta el martes.

Hace tres semanas, la prisión había informado solo de tres casos confirmados del virus entre internas. Una de ellas, Andrea Circle Bear, falleció en abril. El 12 de julio, Sandra Kincaid, de 69 años, se convirtió en la segunda mujer en morir en esa prisión a causa del virus.

El Centro Médico Federal-Carswell tiene presas a mujeres con problemas médicos y mentales. En el lugar se encuentran 1.357 reclusas. Desde abril, muchas manifestaron a un periódico su preocupación de que el virus pudiera propagarse en la prisión.

Una de las presas que dio positivo al coronavirus es Reality Winner, una excontratista del gobierno que cumple una sentencia de cinco años después de declararse culpable de enviar por correo un informe secreto a una organización noticiosa.

La administración de Carswell refirió las preguntas a la Oficina de Prisiones. La agencia afirmó en un comunicado que está adoptando medidas para contener la transmisión del virus.

“Como en cualquier situación de emergencia, evaluamos cuidadosamente la mejor manera de garantizar la seguridad del personal, las reclusas y el público”, dijo la agencia. “Todas nuestras instalaciones están aplicando las directrices de la Oficina de Prisiones para atenuar la propagación del COVID-19”.