todanoticia

Estados Unidos y Canada

California rebasa los 409,000 casos confirmados de coronavirus


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com-

California es el estado más poblado del país, con casi 40 millones de habitantes. Foto / Business Insider

SACRAMENTO, California, EE.UU. (AP) — California rebasó los 409,000 casos confirmados de coronavirus , y con eso supera a Nueva York como el estado con más diagnósticos positivos en Estados Unidos, según datos de la Universidad John Hopkins hasta el miércoles.

California ahora tiene unos 1,200 casos de COVID-19 más que Nueva York. Sin embargo, las 72,302 muertes de Nueva York son por mucho el total más alto en el país y nueve veces más que el recuento de California. Además, la tasa neoyorquina de infecciones confirmadas es de casi 2,100 por cada 100,000 personas, el doble que California.

California es el estado más poblado del país, con casi 40 millones de habitantes, mientras que Nueva York tiene alrededor de 19,5 millones.

Datos del gobierno estadounidense publicados el martes revelaron que los casos de coronavirus reportados y confirmados son muy inferiores a la cifra real de infecciones.

Estados Unidos también ha tenido fallas constantes en las pruebas que, según los expertos, contribuyen a un recuento bajo de la tasa real de virus.

El estudio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) mostró que las tasas reales de COVID-19 fueron más de 10 veces superiores al número de casos reportados en la mayoría de las regiones del país desde finales de marzo hasta principios de mayo. El estudio se basa en pruebas de anticuerpos realizadas en muestras de sangre de rutina en 16.000 personas de 10 regiones de Estados Unidos.

Inicialmente, California logró frenar la propagación del virus, pero el estado ha tenido una fuerte reversión, con tasas de infección por COVID-19 que aumentaron bruscamente en las últimas semanas.

A lo largo de mayo y junio, California reabrió gran parte de su economía y la gente reanudó sus compras en tiendas y cenó en restaurantes. Pero las infecciones comenzaron a aumentar y se impuso una nueva ronda de restricciones comerciales, incluida la prohibición de comer en interiores en restaurantes y bares.