todanoticia

Musica

En un mítin confuso y entre lágimas, Kanye West realiza (otra vez) el lanzamiento de su campaña


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- En el primer mitin de su candidatura presidencial de última hora, el rapero Kanye West cargó contra el aborto y la pornografía, discutió sus políticas con los asistentes y en un momento rompió a llorar.

West, de 43 años, un exseguidor del presidente Donald Trump que tiene a los votantes confundidos sobre si su campaña es genuina o un truco publicitario para ayudar a vender discos o mercadería, realizó declaraciones inconexas durante el evento celebrado en un centro de eventos y matrimonios de Charleston, Carolina del Sur.

En declaraciones que se prolongaron por algo más de una hora, denunció el aborto, maldijo, pidió a personas al azar que hablaran, pareció estar presentando propuestas sobre la marcha e hizo comentarios que dejó incluso a los asistentes sumidos en un murmullo de incredulidad.

"En realidad, Harriet Tubman nunca liberó a esclavos. Solo hizo que los esclavos trabajaran para otros blancos", dijo en un momento cuando hablaba sobre la desigualdad económica.

El acto, que fue emitido en vivo por YouTube y estaciones televisivas locales, no logró aclarar si West aspira de verdad a ganar la presidencia. La campaña que lanzó con un tuit el 4 de julio ya se ha saltado varios plazos para aparecer en votaciones estatales clave.

A veces pareció sugerir, incluso, que está más interesado en diseminar un mensaje que en ganar la presidencia.

"La libertad no viene de una elección. La libertad viene de no cargar pornografía. La libertad viene de no tomar Percocet", afirmó en otro momento.

West apareció en el escenario con un "2020" afeitado en la parte trasera de su cabeza y vistiendo lo que parecía un chaleco de estilo militar. Afirmó que el aborto debería ser legal pero muy desincentivado, sugiriendo que promovería como presidente una política de dar 1 millón de dólares "o algo en esa familia" a cualquiera que dé a luz.

Entre lagrimas...