todanoticia

Estados Unidos y Canada

El avispón asiático gigante sigue causando problemas; en Estados Unidos luchan para detenerlo


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- El avispón asiático gigante sigue causando problemas; en Estados Unidos luchan para detenerlo

En la actualidad se habla menos sobre esta temida especie y no se sabe exactamente que pasó con ella, sin embargo, sí continúa generando inconvenientes en Estados Unidos, señala una publicación de The Guardian.

Aunque no están causando problemas a los humanos directamente, sí mantienen en peligro a las abejas.

Esto debido a que son insectos invasores que se alimentan de las larvas de las abejas, las cuales son fundamentales para la producción de miel y la polinización, esencial para la supervivencia de los seres humanos.

Las abejas japonesas aprendieron a ‘calcinar’ al avispón asiático gigante; en algunas zonas es un manjar que se lo sirve con arroz.

A medida que el avispón continúa extendiéndose en el noroeste del Pacífico, los funcionarios gubernamentales y los apicultores locales intercambian información. Experimentan con artilugios caseros y despliegan dispositivos electrónicos sofisticados para rastrear la propagación del avispón y así salvar cientos de miles de abejas.

"Se paran a la entrada de una colonia y crean pánico masivo, cortando a las abejas con sus enormes mandíbulas", señaló el apicultor Paul van Westerndorp a The Guardian.

Se sabe que el avispón mata a las personas con su veneno, pero los expertos coinciden en que el riesgo para la población humana es bajo. "La mayoría de las interacciones negativas son de personas que pisan involuntariamente los nidos, no ataques depredadores", dice Van Westendorp.

Si bien los avispones representan una amenaza relativamente pequeña para los humanos, tienen un apetito insaciable por las abejas y son capaces de destruir colmenas enteras. Un grupo de 30 avispones puede decapitar a decenas de miles de abejas en solo unas pocas horas.

Las abejas japonesas han desarrollado una defensa, haciendo vibrar sus cuerpos mientras se amontonan en el avispón invasor para cocinarlo vivo . Pero las abejas en América del Norte están indefensas, indica la publicación de The Guardian.

Por lo que los cuidadores de abejas se esmeran modificando la seguridad de sus colmenas, con el objetivo de evitar que los avispones entren, pero ayudando a salir a las abejas a hacer su trabajo. Lo cual no es un tarea fácil, principalmente porque se desconoce el tamaño exacto de los avispones.

Por el momento, según varios expertos, este avispón se mantendría en el norte del continente y no avanzará a México ni países del sur.