todanoticia

Mundo

Familiares de víctimas del COVID-19 inician procesos legales contra Gobiernos


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- A causa de la pandemia de COVID-19 las funerarias colapsaron en Italia y los muertos fueron trasladados a otras ciudades.

“No queremos venganza, queremos justicia... denunciaremos. Verdad y justicia para las víctimas del COVID-19”, dice Stefano Fusco, de 31 años, cuyo abuelo murió del virus en marzo en un hogar para ancianos en Bérgamo, en el norte de Italia.

Al igual que Stefano, otros 49 familiares de víctimas de coronavirus presentaron una querella ante el tribunal de la ciudad italiana, argumentando negligencia y errores en el manejo de la pandemia que causó la muerte de más de 34 000 personas en el lugar.

La demanda de Bérgamo es la primera acción legal en grupo presentada en la península, entre los países más golpeados por el coronavirus.

Los familiares presentaron 50 denuncias a la Fiscalía de Bérgamo, la ciudad mártir de la pandemia. Los afectados al inicio crearon una página en Facebook, que en solo dos meses alcanzó más de 50 000 adhesiones y “se transformó en un comité nacional, con abogados que estudian presentar otras 150 querellas”, explicó Fusco.

Los familiares acusan a las autoridades por haber tardado en declarar la ciudad “zona roja”, algo que la asociación, así como algunos partidos y sindicatos, atribuyen a que se antepusieron intereses económicos a los de la salud, ya que se trata de una zona industrial y cuestionan también la política de recortes aplicada por años al sistema de salud para favorecer una privatización que golpea a los más vulnerables.

Cristina Longhini, farmacéutica que perdió a su padre Claudio, de 65, durante la pandemia, ahora quiere saber ante todo la verdad sobre la muerte de su progenitor en el hospital de Bérgamo, colapsado entonces por la emergencia.

La mujer dice que cuando tuvo que reconocer el cuerpo de su padre “estaba irreconocible, tenía la boca abierta, los ojos hinchados con lágrimas de sangre” y debido a que los cementerios locales estaban llenos, el ataúd fue transportado, junto con una docena más, en un camión militar a un destino desconocido hasta que recibió por correo la factura de la funeraria por su cremación, realizada a 200 km de distancia.

La Fiscalía de Bérgamo ya ha abierto una investigación y ha escuchado los testimonios de políticos, entre ellos el gobernador de la región, Attilio Fontana. Las autoridades judiciales pidieron hablar con el primer ministro, Giuseppe Conte, como “persona informada” de los hechos. “Voy a declarar todo con conciencia. Estoy sereno”, dijo Conte, quien prevé reunirse hoy con los fiscales y dijo que los ciudadanos tienen “el derecho de saber.”

En España se han interpuesto también más de veinte querellas contra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y diferentes ministros, principalmente el de Sanidad, Salvador Illa, que van desde homicidio imprudente, lesiones imprudentes, prevaricación, delitos contra la salud pública, omisión del deber de perseguir delitos, imprudencia profesional o delitos contra los trabajadores por infracción de las normas en materia de prevención laboral, refiere La Vanguardia.

Sin embargo, fuentes del Gobierno han dicho que no le ven ningún futuro judicial a los procesos, que empezarían a activarse desde este mes, aunque reconocen que ante el aluvión de denuncias será inevitable que se inicien investigaciones.

En la misma línea, The Berman Law Group, un reconocido bufete de abogados de Florida, EE. UU., presentó meses atrás una demanda colectiva contra el régimen chino, conducido por Xi Jinping, por hacerlo responsable de la pandemia.

La firma anunció que ha presentado una demanda colectiva federal contra China, la provincia de Hubei, la ciudad de Wuhan y varios ministerios del Gobierno, publicó Infobae.

“Como hemos alegado en nuestra queja, los funcionarios chinos sabían antes del 3 de enero que el COVID-19 se transmitió de humano a humano y los pacientes comenzaron a morir unos días después”, dijo el abogado Matthew Moore.