todanoticia

Cultura

Pascua ortodoxa se celebró con medidas excepcionales


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- Cristianos ortodoxos serbios de pie y a distancia con mascarillas protectoras mientras asisten a la liturgia de Pascua.

Más de 260 millones de cristianos ortodoxos celebraron ayer la Pascua bajo condiciones excepcionales, pues las autoridades pidieron a los fieles quedarse en casa, aunque en algunas zonas las iglesias abrieron sus puertas con normalidad.

En un discurso televisado, el patriarca ruso Kirill destacó “la terrible enfermedad que ha tocado a nuestra gente”. La iglesia está vacía, pero “estamos juntos, una gran familia de creyentes ortodoxos”, añadió. Por su parte, el presidente ruso, Vladimir Putin, no acudió a un servicio como de costumbre, sino que visitó una capilla en su residencia en las afueras de Moscú. “Este año las celebraciones tienen lugar con restricciones forzadas”, lamentó en un videomensaje, sentado en casa en un sillón junto a una mesa servida con pasteles.

Los ortodoxos, tercera rama más importante del cristianismo en número de creyentes, celebran la resurrección de Cristo siguiendo el calendario juliano, a diferencia de católicos y protestantes que usan el gregoriano.

El arzobispo Amfilohije, líder de la Iglesia Ortodoxa Serbia en Montenegro, asiste a una liturgia de Pascua sin adoradores.

Iglesias con puertas abiertas pese al COVID-19

En Georgia, centenares de personas asistieron a una misa de medianoche en una catedral de Tiflis. Esto, a pesar del toque de queda por la epidemia. Pero el Gobierno cedió a la presión de las autoridades religiosas y permitió los servicios religiosos.

El patriarca Ilia II, jefe de la Iglesia Apostólica Ortodoxa de Georgia, ofició un servicio en la Catedral de la Santísima Trinidad de Tiflis, una de las más grandes del mundo de esta comunidad.

El presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, quien niega la gravedad de la epidemia, visitó una capilla en la campaña. “No apruebo a quienes han cerrado a la gente el camino hacia la iglesia”, subrayó, citado por la agencia estatal de noticias Belta.

En Rusia el patriarca Kirill, recomendó seguir las ceremonias desde casa. No obstante, muchos lugares de culto abrieron ayer en decenas de regiones de Rusia, donde hay casi 37 000 casos de coronavirus y más de 300 muertos. Tanto en Moscú como en su región –principal foco epidémico del país– los servicios se realizaron a puertas cerradas.

El Patriarcado ecuménico de Constantinopla, Turquía, también anunció que las misas están cerradas al público y se retransmiten por internet. Lo mismo ocurrió en Chipre, Grecia, Serbia, Macedonia del Norte y Egipto, donde hay más de 10 millones de coptos ortodoxos.

Para algunos, estas celebraciones recordaron horas oscuras. “Estas Pascuas son como en la dictadura cuando nos encerrábamos en casa, puertas y ventanas trancadas para encender una vela, por temor a terminar en prisión”, rememoró Tatjana Jani, de 72 años, en Albania, donde la religión fue prohibida durante el régimen comunista.