todanoticia

Africa

África, el continente donde el virus amenaza con lo peor


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- SOWETO, Sudáfrica. Pasajeros en un tren sobresaturado en esta ciudad africana, en donde el virus avanza con rapidez.

África, el continente más empobrecido del mundo con una población de 1300 millones de habitantes y en donde las necesidades básicas como agua, alimentos, saneamiento o electricidad son precarios, se prepara para enfrentar la pandemia del COVID-19, en medio de la advertencia de la OMS de que se “prepare para lo peor”.

África subsahariana registró su primera muerte por el coronavirus, la de una política de alto rango de Burkina Faso.

“África debería despertar”, dijo el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS) Tedros Adhanom Ghebreyesus.

África va por detrás en número de muertes e infecciones por coronavirus, pero en los últimos días el número de contagios aumentó significativamente.

Los expertos advirtieron reiteradamente acerca del riesgo que puede suponer el COVID-19 para el continente, habida cuenta de sus deficitarias infraestructuras sanitarias, los índices de pobreza, los conflictos, la escasez de saneamiento urbano y la masificación de sus ciudades.

Níger, República Centroafricana, Chad, Sudán del Sur, Burundi, Mali, Eritrea, Burkina Faso, Sierra Leona, Mozambique y República Democrática del Congo, son los países más pobres de África, el informe 2019 del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) .

La epidemia sigue progresando rápidamente en Sudáfrica, país de 56 millones de habitantes, donde superan los 200 casos y las autoridades temen que la enfermedad pueda contaminar hasta al 60% de la población.

En todo el continente, había 576 casos detectados hasta el pasado miércoles. De estos, 15 fueron letales: seis en Egipto, cinco en Argelia, dos en Marruecos, uno en Sudán y otro en Burkina Faso.

En comparación con le resto del mundo, estas cifras son relativamente bajas, pues el balance de muertos a nivel global ya superó los 8.000, mientras que se registraron casi 210.000 infecciones en total.

Tras el avance de la pandemia en Asia y Europa, algunos países africanos no tardaron en adoptar medidas drásticas.

Algunos Estados, como Somalia, Chad, Guinea Bisáu y, más recientemente, Madagascar, cerraron todos los aeropuertos y suspendieron todas las llegadas de vuelos.

El país más poblado de África, Nigeria, también prohibió los vuelos procedentes de países muy afectados por el virus.

En las calles de la capital de Burkina Faso, Uagadugú, hay preocupación. “Es preocupante lo que está ocurriendo, pero no podemos atrincherarnos como los países desarrollados. Aquí nos falta de todo, vivimos al día”, dijo Boureima Baguian, un vendedor de bicicletas.

Un análisis realizado en 2016 por Rand Corporation, una consultora estadounidense, apuntó que 25 países del mundo son los más vulnerables a brotes infecciosos y que, de estos, 22 se encuentran en África (los otros son Afganistán, Yemen y Haití).

Coronavirus llegó a África, con un primer caso confirmado en Egipto

El informe dibujaba un “cinturón de enfermedades” que se extendía desde la franja sur del Sáhara, a través del Sahel, hasta el Cuerno de África, englobando muchos países asolados por conflictos.

“Si una enfermedad transmisible surgiera dentro de esos países, se podría propagar fácilmente a través de las fronteras en todas direcciones, alentada por unos altos índices de vulnerabilidad y los sistemas sanitarios deficitarios", avisaba el informe.

Tedros recomendó que se eviten las concentraciones masivas de gente e instó a África a “atajar (el problema) de raíz, esperando que lo peor pueda pasar”.

“Hace unos 10 días, teníamos unos cinco países” con el virus, dijo la jefa de la OMS para África, la doctora Matshidiso Moeti, ahora 34 de los 54 países africanos tienen casos, con el total cerca de 650. Es una “evolución extremamente rápida”, dijo. Reconoció que hay escasez de material para pruebas. Cuarenta y tres países tienen capacidad de pruebas, dos más que cuando comenzó el brote.

UNICEF estima que el 40%, es decir, 3.000 millones de personas, carece de medios para lavarse las manos en casa porque no tienen un acceso fácil al agua potable, no pueden comprar jabón o simplemente no son conscientes de la importancia de esta práctica.

“Es casi como una enfermedad de ricos para África, que por supuesto, acabará afectando sobre todo a los pobres”, subrayó, Sam Godfrey, responsable de UNICEF sobre agua y medidas sanitarias en el este y el sur de África.

Las poblaciones apiñadas en suburbios y los refugiados hacinados en campos en el Cuerno de África están especialmente expuestos debido a que pueden estar malnutridos o tener problemas de salud.

En el África subsahariana, 63% de la población de áreas urbanas - 258 millones de personas - no puede lavarse las manos, según datos de UNICEF.

Mientras en Europa las autoridades tratan de obtener más aparatos respiratorios para los hospitales, en África se teme que falte el jabón.