todanoticia

Asia y Medio Oriente

Muertes por coronavirus en China suben a 630; científicos del mundo trabajan por hallar vacuna


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- VIETNAM. En el país se han registrado 10 casos de coronavirus, autoridades toman precauciones en aeropuertos para evitar la propagación.

Pekín - El nuevo coronavirus aparecido en diciembre en China causó más de 630 muertos en ese país, indicaron este viernes las autoridades de la provincia de Hubei, donde surgió la epidemia, al anunciar 69 decesos más.

En su boletín diario, la comisión sanitaria de la provincia también dio cuenta de 2447 nuevos contagios, con lo que el número total de enfermos asciende a más de 30,000.

En tanto, el nuevo virus tiene a los investigadores de todo el mundo apresurándose por hallar una vacuna contra una sorpresiva amenaza a la salud, sin la garantía de que la hallarán a tiempo.

Tan solo unos días después de que científicos chinos compartieron el mapa genético del nuevo tipo de coronavirus, los investigadores de los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos (NIH por sus siglas en inglés) elaboraron un posible ingrediente clave para la vacuna que esperan empezar a probar en abril.

Científicos de distintas partes del mundo, desde Australia hasta Francia, junto con varias compañías biotecnológicas y de vacunas, se unieron a la causa, buscando diferentes tipos de inoculaciones.

Así también, investigadores de Texas congelaron una vacuna experimental desarrollada demasiado tarde para combatir otro tipo de coronavirus, el síndrome respiratorio agudo grave (SARS por sus siglas en inglés), pero están intentando que las autoridades estadounidenses y chinas le den una oportunidad en esta ocasión. Debido a que el nuevo virus es primo cercano del SARS, esa vacuna podría ser útil, señaló el doctor Peter Hotez, de la Escuela de Medicina de Baylor y el Hospital Infantil de Texas.

Todo ese trabajo se está llevando a cabo a una gran velocidad en comparación con otros brotes. Sin embargo, los expertos concuerdan que todavía podría requerirse un año, si todo sale bien, para que cualquier vacuna esté lista para su uso generalizado. Eso si es que para entonces aún es necesaria.