todanoticia

Mundo

La historia de una mentira: New York Times revela cómo Irán encubrió el derribo del avión ucraniano


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- El avión fue derribado por un error humano

El diario americano "The New York Times" reunió una cronología de los días que Irán planeaba el ataque a las bases americanas en Teherán. Este trabajo lo realizó mediante entrevistas a diplomáticos iraníes, funcionarios y exfuncionarios del gobierno, miembros de alto rango de la Guardia Revolucionaria y gente cercana al círculo interno del líder supremo, así como al examinar declaraciones públicas oficiales e informes de los medios del Estado.

Todo comenzó el 7 de enero cuando Irán se preparaba para lanzar un ataque con misiles balísticos a bases que albergaba a militares americanos en Teherán, miembros de alto nivel de la Guardia Revolucionaria ante el aviso desplegaron unidades móviles de defensa antiaéreas cerca del aeropuerto Imam Jomeini de Teherán. Irán estaba decidido a tomar represalias por la muerte del general Qasem Soleimani, en Bagdad cinco días antes.

Pero mientras realizaban el ataque, hubo un trágico error, el gobierno no había avisado a los aeropuertos de detener las operaciones aéreas, esto significaba que había aviones comerciales con civiles en el aire durante el ataque. Muchos de los funcionarios temían que al cerrar los aeropuertos los ciudadanos entraran en pánico por el estado que se vivía en ese momento sobre una posible guerra contra Estados Unidos. Además que pensaron que la presencia de aviones de civiles evitará que los americanos hagan un contraataque, así lo explicó un funcionario de la Guardia al Times.

Después del ataque el comando central de la defensa aérea emitió una alerta acerca de que los aviones de guerra estadounidenses habían despegado de los Emiratos Árabes Unidos y de que los misiles de crucero se dirigían a Irán. El oficial a cargo de los misiles cerca del aeropuerto escuchó las advertencias. La supuesta alarma fue totalmente errónea y nunca se confirmó si había algún avión dentro del espacio aéreo.

Cuando el oficial vio el avión ucraniano, pidió permiso para disparar. Sin embargo, no pudo comunicarse con sus comandantes debido a que la red se había interrumpido o bloqueado, dijo Hajizadeh más tarde.El oficial, que no ha sido identificado públicamente, lanzó dos misiles con menos de 30 segundos de diferencia Hajizadeh, que estaba en el oeste de Irán recibió una llamada telefónica con la noticia. Durante un programa de televisión Hajizadeh dijo “Llamé a los funcionarios y les dije que esto había ocurrido y que era muy posible que hubiéramos atacado nuestro propio avión”. El suceso ya había sido informado a los tres comandantes principales de las fuerzas militares iraníes.

Se creó un comité de investigación secreto en donde se examinó los datos del aeropuerto, la trayectoria del vuelo, radares, alertas y mensajes del operador de misiles, además de testigos, supervisores y otros involucrados. Dentro de esa reunión también se acusó a Estados Unidos de hackear el sistema de defensa y bloquear las ondas de radio. Para el 8 de enero el comité llegó a la conclusión de que el avión derribado fue un error humano.

“No estábamos seguros de lo que había pasado sino hasta el miércoles más o menos al atardecer”, dijo más tarde Salami, el comandante jefe de la guardia, en un discurso televisado dirigido al Parlamento. “Nuestro equipo de investigación concluyó entonces que el avión se estrelló debido a errores humanos”.

Las autoridades temían que admitir haber derribado el avión de pasajeros acabará con el ímpetu y provocará una nueva ola de manifestaciones en contra del gobierno. Abolfazl Shekarchi, el portavoz de las Fuerzas Conjuntas Armadas exclamó que las supuesta alegación de que ellos habían derribado el avión era una mentira absoluta.

Ya el 9 de enero, los investigadores llegaron a Teherán y los funcionarios decían que tenían las pruebas en donde se podría culpar a Irán de la caída del avión. Un grupo de funcionarios iraníes de alto nivel —desde el director de aviación civil hasta el portavoz del gobierno— emitieron una declaración tras otra para rechazar las acusaciones, y sus afirmaciones también se transmitieron a través de los medios del Estado.

La sugerencia de que Irán derriba un avión de pasajeros era un “complot occidental”, dijeron. No obstante, en privado, los funcionarios de gobierno se sintieron alarmados y se preguntaban si las afirmaciones de Occidente eran verdaderas. Rohaní, un estratega militar experimentado, y su ministro de Asuntos Exteriores,

El 10 de enero por la mañana se emitió una declaración con la que se dijo que la acusación de que Irán había derribado el avión era “una gran mentira”. Varias horas después, los principales comandantes de las fuerzas militares del país organizaron una reunión privada y le dijeron la verdad a Rohaní.

Al conocer la verdad, se exigió que Irán anunciara de inmediato que había cometido un error trágico y aceptara las consecuencias, los funcionarios militares se negaron, al argumentar que la consecuencia podría ser la desestabilización del país. Finalmente el día sábado, el gobierno Iraní emitió un comunicado en donde admitían que Irán había derribado el avión debido a un “error humano”.Rohaní ha exigido una rendición de cuentas más amplia, incluyendo una investigación de toda la cadena de mando. El hecho de que la guardia haya aceptado su responsabilidad, dijo, es “el primer paso y debe completarse con otras medidas”