todanoticia

Estados Unidos y Canada

Qué mensaje o advertencia manda a Estados Unidos, la bandera roja izada en Irán


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- Imagen de la televisión iraquí que muestra el izamiento de la bandera roja.

Miles de iraquíes gritan “muerte a América” en el cortejo rumbo al funeral del general iraní Qasem Soleimani y del líder miliciano Abu Mehdi Al Muhandis.

Irán levantó este 4 de enero una bandera roja sobre una mezquita, lo que insinúa una venganza contra Estados Unidos por la muerte del líder Qasen Soleimani.

La imagen de la izada de la bandera roja sobre el Santo Domo de la Mezquita de Jamkaran en la ciudad de Qom se ha vuelto viral y los medios internacionales hacen eco a informes de que el mensajes es que la batalla está por venir.

La cadena CNBC reportó que las banderas rojas en la tradición chiíta simbolizan la sangre derramada injustamente y son un llamado a vengar esas muertes.

Hassan Rouhani, presidente iraní, visitó la casa de Soleimani en Teherán para expresar sus condolencias, según la misma cadena. “Los estadounidenses no se dieron cuenta del gran error que cometieron. Verán los efectos de este acto criminal, no solo hoy, sino en los años venideros”, dijo.

De hecho, el grito de venganza corre por Irak. Miles de ciudadanos, entre ellos altas autoridades, pidieron venganza en los funerales de Soleimani.

En Teherán, miles de iraníes lloraban y quemaban banderas estadounidenses e israelíes. Entre tanto, en Bagdad, en las inmediaciones de la Zona Verde, donde la embajada de Estados Unidos fue atacada el martes por los proiraníes, miles de iraquíes gritaron “Muerte a América”.

El grito de “muerte a América” resuena en los funerales de los otros hombres que rodeaban a Soleimani el día de la ejecución. (Foto Prensa Libre: AFP) También quemaron estandartes estadounidenses al paso de los féretros de diez hombres que murieron el 2 de enero en el ataque de un dron estadounidense cerca del aeropuerto de Bagdad.

Poco después, responsables iraquíes desfilaron delante de los ataúdes, deteniéndose en especial en el de Abu Mehdi al Muhandis, número dos de la coalición de los paramilitares proiraníes del Hashd al Shaabi, y a este respecto alto dignatario iraquí, que murió en el mismo ataque.

Varios jefes del Hashd estuvieron presentes en el funeral, lo que desmiente los rumores sobre la muerte de varios de ellos en un ataque el sábado al norte de Bagdad contra un convoy de su coalición.

La televisión estatal iraquí acusó a Estados Unidos de haber vuelto a atacar, pero un portavoz de la coalición antiyihadista aseguró que “no hubo ningún ataque estadounidense o de la coalición”.