todanoticia

Economia y Finanzas

Hackeo y filtración de datos del Banco de las Islas Caimán


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- Phineas Fisher se atribuyó el hackeo masivo de información del Banco de Las Islas Caimán.

Según el sitio especializado Unicorn Riot, un pirata informático conocido como Phineas Fisher se atribuyó el hackeo, este medio tuvo acceso a las ubicaciones de más de 1400 cuentas de los clientes: La Isla de Man, Chipre, Islas Vírgenes, Seychelles, Belice, Estados Unidos, Reino Unido, Irlanda, además de otras cuentas relacionadas con bancas offshore o paraísos fiscales.

Además de ubicaciones, los hackers robaron dinero, documentos y correos electrónicos de clientes, también publicó un documentos titulado “Una guía DIY para robar bancos”, un tutorial detallado sobre cómo se realizó el hackeo para enseñar a otros cómo llevar a cabo ataques similares.

También ofreció más de de 100 000 dólares para quien divulgue información confidencial de interés público. Hasta ahora solo hay 22 personas de alto interés que están involucradas como el expresidente del Banco de Moscú, Andrey Borodin y Ariel Emanuel, un importante agente de Hollywood.

Phineas Fisher proporcionó los documentos robados al sitio especializado en filtraciones Distributed Denial of Secrets, dirigido por la periodista y activista Emma Best, quien dijo que ya están disponibles más de 2 terabytes de archivos. Afirmó que "robó el banco y regaló el dinero"; aseguró que la piratería informática es una herramienta poderosa para combatir la desigualdad económica.

Phineas Fisher ganó fama internacional después de haber hackeado la empresa británica-alemana Gamma Group en 2014 y la italiana Hacking Team en 2015, dos compañías que vendieron software maliciosos de vigilancia a gobiernos y agencias de inteligencia de todo el mundo.

El Banco de las Islas Caimán posee varias sucursales en Dubai y en la Isla Man, y es conocido por ser un paraíso fiscal. Después de la divulgación del contenido, la entidad bancaria emitió un comunicado en la cual confirman que se está llevando a cabo una investigación criminal y que la entidad en sí, están cooperando con las autoridades para identificar a los autores del robo de datos. Según el banco este evento es una violación de la seguridad de datos y que su mayor prioridad es garantizar la seguridad de sus clientes.

Las Islas Caimán están ubicadas en el mar Caribe a 240 km al sur de Cuba.

La filtración según el hacker permitirá una mirada más detallada de la banca internacional, comentó que seguirá exponiendo datos, entre los posibles objetivos en mente citó a las compañías mineras y ganaderas en Sudamérica o la compañía petrolera estadounidense Halliburton.

Para los expertos podría ser la filtración más explosiva desde los Papeles de Panamá de 2016 que reveló las cuentas offshore de miles de clientes, entre ellos varias personas políticamente expuestas del bufete de abogados panameño Mossack Fonseca.