todanoticia

Mundo

Descontaminar el aire evitaría la muerte de 153 millones de personas en todo el mundo


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado, varias veces, sobre la relación entre la contaminación atmosférica y el desarrollo de enfermedades cardiorrespiratorias y cancerígenas responsables en muchos casos de la muerte prematura de personas, especial en grandes aglomeraciones urbanas.

Sin embargo, un reciente estudio de la Universidad de Duke, publicado la semana pasada, logró contabilizar la cantidad de vidas que se podrían salvar, ciudad por ciudad, en 154 de las áreas urbanas más grandes del mundo si el conjunto de las naciones más contaminantes del planeta acordaran reducir sus emisiones de carbono y limitar el aumento de la temperatura global a 1,5 °C.

De producirse esta reducción, tal y como abogan los gobiernos de varios países, las muertes prematuras disminuirían notoriamente en ciudades de todo el mundo, produciéndose un mayor impacto en los continentes de Asia y África.

La investigación indica que se podrían evitar 153 millones de muertes prematuras relacionadas con la contaminación del aire en el próximo siglo.

Calcuta y Delhi, dos ciudades de India, encabezan la lista de grandes urbes que se verían beneficiadas por dichos recortes de emisiones.

En estas naciones podría evitarse la muerte prematura de 4,4 y 4 millones de personas, respectivamente.

Otras 13 ciudades asiáticas y africanas podrían evitar más de un millón de muertes prematuras cada una, y aproximadamente unas 80 ciudades adicionales podrían evitar al menos cien mil muertes.

Además, ciudades como Moscú, Ciudad de México, Sao Paulo, Los Ángeles, Puebla y Nueva York podrían evitar cada una de ellas el potencial fallecimiento prematuro de entre 320.000 y 120.000 personas.

“Nuestras proyecciones subrayan las graves deficiencias del enfoque actual para la reducción de emisiones originadas por los combustibles fósiles, en el cual se asume que las emisiones de dióxido de carbono y contaminantes atmosféricos asociados permanezcan en la atmósfera a altos niveles en el corto plazo, con la esperanza de ser compensadas en un futuro incierto por emisiones negativas”, indica Nicholas Drew Shindell, profesor de la Universidad de Duke, y autor principal del estudio publicado en la revista especializada Nature Climate Change.

La contaminación de aire ha causado que varios países analicen cambiar su capital debido a la polución. Las autoridades de Tailandia quieren mudar su ciudad principal, que por siglos ha sido Bangkok, debido a los altos índices de viento contaminado, problemas de hacinamiento y una creciente congestión del tráfico.

El primer ministro del país, Prayuth Chan-o-cha, advirtió, esta semana, a los residentes de la capital que la concentración de partículas tóxicas en el aire alcanza niveles peligrosos para la salud, e instó a los ciudadanos a solo salir de sus casas con máscaras especiales para protegerse contra la intensa niebla contaminante que afecta a la urbe.

Además, ordenó a algunas compañías, en sectores de la construcción y fabricación, que reduzcan sus actividades contaminantes. A pesar de estos esfuerzos, se teme que los peligrosos niveles de polución se mantengan durante las próximas semanas.

Además, sugirió un posible traslado de Bangkok a dos opciones potenciales. “La primera es encontrar una ciudad que no sea ni demasiado lejana ni demasiado cara, para mudarse. La segunda es trasladarse a las afueras de Bangkok, para reducir el hacinamiento”, dijo.

El origen del problema son los altos niveles de la partícula llamada PM2.5, portadora de polvo, humo y hollín, que al entrar al cuerpo humano puede provocar enfermedades respiratorias y cardiovasculares.

De una manera similar, en agosto pasado, el presidente de Indonesia, Joko Widodo, anunció que ese país trasladará su capital desde la metrópolis de Yakarta a la provincia de Borneo Oriental, que está en el centro geográfico del archipiélago. Una de las causas de esta decisión es que una tercera parte de Yakarta podría quedar sumergida bajo las aguas para 2050, según ambientalistas.

En Calcuta, India, si se reducen los niveles de polución, se salvarían 4,4 millones de personas.

Trece millones de muertes prematuras se podrían evitar en trece ciudades africanas y asiáticas.

Varios ambientalistas y científicos ha planteado bajar el calentamiento de la tierra en 1,5 grados.