todanoticia

Latinoamérica y Caribe

El presidente Piñera llegó a Brasilia para examinar los incendios en Amazonía con Bolsonaro


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- El presidente chileno, Sebastián Piñera, llegó este miércoles (28/08) a Brasilia para una reunión con el mandatario brasileño, Jair Bolsonaro, en la que examinará la situación que han generado los incendios en la Amazonía.

Lea también: Solicitan a la Corte Penal Internacional investigar a Bolsonaro por los incendios en la Amazonía Fuentes oficiales confirmaron a Efe que Piñera llegó a la capital procedente de Francia, donde participó en calidad de invitado en la Cumbre del G7, que ha ofrecido una ayuda de 20 millones de dólares a los países amazónicos para el combate a los incendios.

En el caso de Brasil, Bolsonaro ha condicionado la aceptación de esa ayuda a que el presidente francés, Emmanuel Macron, retire los «insultos» que el líder brasileño entiende que le ha dirigido, en medio del fuerte embate verbal que mantienen desde que la región amazónica comenzó a arder.

La intención del mandatario chileno, según fuentes diplomáticas, es coordinar con Bolsonaro la ayuda que han ofrecido otros países, entre ellos el propio Chile.

Piñera permanecerá unas pocas horas en la capital brasileña, será recibido por Bolsonaro para una reunión privada en el Palacio de la Alvorada, residencia oficial de la Presidencia, y no tiene prevista ninguna comparecencia ante los periodistas.

El fuego en el mayor pulmón vegetal del planeta también se ha extendido por zonas de Bolivia y Paraguay, países con los que Chile ya colabora y a los que ha enviado un avión tanque.

El Gobierno brasileño, que se demoró algunos días para reaccionar a la crisis desatada por los fuegos, comenzó a actuar con firmeza el pasado fin de semana y ha desplegado a unos 40.000 militares en la región amazónica.

Según informó el propio Gobierno este martes, las llamas han comenzado a ser controladas, aunque aún existen miles de focos de incendios en la Amazonía, los cuales son normales en los meses de agosto y septiembre, aunque los registrados este año son los mayores en casi una década.