todanoticia

Local

Apelarán el fallo de un tribunal que declaró «no culpable» al expresidente Ricardo Martinelli


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- La Fiscalía y los querellantes atacarán con recursos ante una corte de Apelaciones y el Supremo panameño el fallo «vergonzoso» de un tribunal de juicio que declaró «no culpable» al expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014) de espionaje político y malversación.

«Nosotros, los abogados de los querellantes, y el Ministerio Público hemos coordinado esfuerzos frente a ese fallo vergonzoso y completamente divorciado de la Constitución y la ley, para presentar tanto el recurso de anulación como el recurso de casación», declaró este martes el defensor Carlos Herrera Morán.

El recurso de casación debe ir a la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia y el de anulación al Tribunal Superior de Apelaciones, precisó Herrera Morán, defensor de Mauro Zúñiga, una de las víctimas y querellante en el proceso.

Serán presentados después del próximo 26 de agosto, día en que las partes serán notificadas de la sentencia, que también será leída en esa misma fecha en una audiencia, explicó el abogado.

Una vez notificados, los accionantes tendrán 2 días para anunciar la anulación y 10 días hábiles para formalizarla, mientras que en el caso de la casación esos plazos son de 3 y 15 días, respectivamente, indicó Herrera Morán.

Ahora mismo «nadie ha sido notificado lo que se leyó (el veredicto) ese fatídico día 9 de agosto en que se estableció la base para una impunidad que no vamos a permitir, ni el pueblo panameño ni nosotros», dijo el defensor.

«Nos sentimos optimistas de que cuando esto pueda llegar a la Corte (Suprema) y se pueda configurar la sala y se haga la audiencia, esa decisión (de no culpable) la vamos a revertir para que el acusado sea condenado y regrese al lugar del que nunca debió salir: la cárcel», dijo Herrera Morán este martes.

El viernes pasado y tras un juicio que comenzó el 12 de marzo un tribunal declaró «no culpable» a Martinelli de todos los cargos de espionaje político y malversación de fondos públicos de los que fue acusado por la Fiscalía, que pidió 21 años de cárcel como castigo, y ordenó el cese de la medida de arresto domiciliario que cumplía.

En su veredicto unánime, los tres jueces del tribunal juicio señalaron que aunque existen «indicios» de que durante el Gobierno de Martinelli hubo «actividades al margen de la ley» en el Consejo Nacional de Seguridad, el aparato de inteligencia del Estado, «emergen dudas que no fueron solventadas por las pruebas».

«El Ministerio Público no logró acreditar su teoría del caso», dijo el tribunal, e indicó que «se vulneraron los principios fundamentales del debido proceso».

Herrera Morán sostuvo que el tribunal por razones «inconfesables» entró a valorar las pruebas, cuando esa labor ya la hizo el Supremo -donde se abrió en 2015 el caso dado que Martinelli gozaba de fuero por la investidura de diputado centroamericano- en la llamada etapa intermedia del proceso.

«La evaluación arbitraria y nefasta que hizo ese tribunal de las pruebas pone en evidencia la vulneración de importantes principios del derechos penal acusatorio», dijo el abogado querellante.

La decisión a favor de Martinelli, que se dice víctima de una «persecución política», ha sido repudiada por una parte de la opinión pública, mientras que el exgobernante y sus adeptos aplauden que se haya hecho «justicia».

En ese contexto han arreciado las crítica contra el sistema judicial de Panamá, muy desprestigiado y al que va dirigida buena parte de un paquete de reformas constitucionales presentadas por el Ejecutivo ante el Parlamento.