todanoticia

Salud

¡Impresionante! La imagen que revela cómo la cocaína consume al cerebro humano


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- Un hombre que fue al hospital confundido y con fiebre, fue diagnosticado con daño cerebral causado por su hábito de consumir cocaína.

El hombre de 45 años fue llevado al hospital por sus padres y en el proceso fue empeorando más hasta caer en coma.

Los escaneos revelaron que había sufrido cambios permanentes en la sustancia blanca de su cerebro, que está formado por nervios que controlan el aprendizaje.

Las imágenes de resonancias magnéticas realizadas regularmente durante su recuperación muestran partes del cerebro que brillan en un blanco muy brillante, lo que indica que las células nerviosas de la materia blanca han muerto.

Lea también: ¿Está en plan de dieta? Le damos seis trucos para reducir el hambre Las pruebas realizadas cuando el hombre salió de su coma mostraron que tenía un nivel de daño cerebral consistente con una condición estrechamente relacionada con la demencia.

El paciente no identificado, que fue al Hospital Mater Dei en Msida, Malta, fue diagnosticado con una afección llamada leucoencefalopatía inducida por cocaína.

Preocupados de que el hombre pudiera tener una infección en el cerebro, los médicos le dieron antibióticos y medicamentos antivirales, pero siguió sintiéndose mal.

Su confusión era tan grave que los médicos, dirigidos por la Dra. Ylenia Abdilla, escribieron en su informe de caso: «El paciente no era cooperativo, no podía realizar tareas simples y no seguía órdenes».

La condición del hombre empeoró cada vez más hasta que terminó en coma y sus músculos se pusieron rígidos.

Los médicos descubrieron que tenía una infección bacteriana en un corte sobre su ojo y lo pusieron en cuidados intensivos. Las imágenes por resonancia magnética revelaron que su daño cerebral estaba empeorando.

Le tomó al hombre un mes recuperar la conciencia lo suficientemente bien como para poder ver a un examinador caminar por la habitación.

Luego de ser dado de alta después de dos meses en el hospital, una prueba de sus habilidades de pensamiento reveló que tenía un deterioro cognitivo moderado.

Después de un año, su capacidad de pensar ha vuelto a los niveles normales, aunque los escáneres aún muestran signos de daño físico en su cerebro, sin embargo, ha podido vivir de manera totalmente independiente y no ha consumido cocaína desde el devastador episodio.