todanoticia

Turismo

Gobierno de México asegura que principales playas ya se encuentran libres de sargazo


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- Las playas de algunos de los principales destinos del Caribe mexicano, como Cancún y Playa del Carmen, están libres de la plaga de sargazo que invade las aguas de esta región, vital para la industria turística mexicana, informó este jueves el gobierno mexicano.

Las playas de los municipios de Benito Juárez, donde se localiza Cancún, y Solidaridad, donde está Playa del Carmen, además de las de Isla Mujeres y Puerto Morelos, tienen «cero presencia» de sargazo, dijo el almirante Rafael Ojeda, secretario de Marina de México.

No obstante, otros destinos populares como Tulum y la isla de Cozumel, caracterizados por su ambiente más rústico y natural, aún presentan en sus playas una infestación del 40% y el 60% respectivamente, agregó el oficial.

«Estimamos que más o menos en mes y medio vamos a tener limpias también allí las playas», dijo Ojeda durante la conferencia matutina del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

El gobierno anunció en junio que invertirá unos 2,7 millones de dólares para combatir el arribo de toneladas de sargazo, un alga maloliente y de color pardo, que amenaza con arruinar la belleza de las paradisíacas playas de la llamada Riviera Maya, visitadas por millones de turistas cada año.

La estrategia incluye la construcción de cuatro barcos diseñados para recolectar el alga en altamar, tractores especiales para levantarlo de las playas y más de 4 kilómetros de barreras de contención submarinas.

Los trabajos de control y limpieza cuentan con participación del gobierno central y local, además de empresarios hoteleros y de servicios de la zona, al mando de la Marina armada de México.

«Se ha hecho un buen equipo para atender este asunto (…) espero que en el corto plazo podamos decir que está resuelto el problema, desde luego va a requerir de atención permanente», dijo, por su parte, López Obrador.

Evidencia científica apunta a que el sargazo llega arrastrado por vientos y corrientes desde un nuevo mar de dicha alga -el antiguo se localiza frente a Estados Unidos- detectado en 2011 en la zona ecuatorial del Atlántico, entre Sudamérica y África.

Allí, la desembocadura de grandes ríos cargados de nutrientes -desechos de actividad humana-, la desertificación y el calentamiento global, propician su proliferación.

Estudios en México determinaron que el fenómeno se disparó en 2018 con el arribo de 24 millones de metros cúbicos, equivalentes a 3.000 campos de fútbol cubiertos por un metro de sargazo, y que el período crítico va de mayo a octubre.