todanoticia

Local

El rey Felipe VI visitó Panamá y reiteró su apoyo a Cortizo


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- El rey Felipe VI trasladó este domingo su apoyo y el del Gobierno y el pueblo de España al que será el nuevo presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, quien agradeció ese respaldo y destacó el orgullo que siente por sus raíces españolas ya que su padre nació en Galicia.

La víspera de la ceremonia de relevo presidencial en la que Juan Carlos Valera cederá el testigo a Cortizo, el jefe del Estado español mantuvo sendos contactos con ambos en una agenda que incluyó un homenaje a la Ciudad de Panamá por los 500 años de su fundación.

Fue en la Panamá Vieja donde protagonizó ese acto, en el que, en un gesto de deferencia hacia él, estuvo acompañado por el presidente saliente cuando no estaba previsto inicialmente que asistiera.

El rey recorrió el sitio arqueológico en el que se encuentran las ruinas del primer asentamiento español en el litoral pacífico americano fundado hace cinco siglos (se cumplirán el próximo 15 de agosto) por el capitán general español Pedro Arias Dávila.

Junto a la emblemática torre de la vieja catedral y después de descubrir un monolito conmemorativo, don Felipe tuvo una intervención en la que realzó la trascendencia de la historia y el legado comunes de España y América, tanto para ambas partes como para el resto del mundo.

“Como todos sabemos y han destacado ilustres hispanistas, sin España no se entiende la historia de América y sin América no puede comprenderse la historia de España”, subrayó el jefe del Estado recordando las palabras del hispanista británico John Elliot.

Consideró la fundación de Ciudad de Panamá un hecho histórico para todo el mundo de lengua española y dijo que pocas urbes como ella suponen un eje geográfico de las relaciones internacionales y un ejemplo de la globalización.

“En estos 500 años Panamá no ha dejado de ser la necesaria interconexión del mundo y, como con toda justicia afirman los panameños, es, desde su fundación por España, puente del mundo y corazón del universo”, remarcó.

Todo ello ha contribuido, a su juicio, a que se haya convertido en imagen de la modernidad que considera que se va haciendo visible en el resto del continente, en un país capaz de generar crecimiento.

En esa intervención avanzó lo que iba a transmitir tanto a Varela como a Cortizo en las reuniones que mantendría con ellos a lo largo de la jornada: “el apoyo y la amistad profunda del pueblo español, de su Gobierno y de la Corona”.

Pudo hacerlo primero en la entrevista con Cortizo, quien al término del encuentro manifestó a los periodistas que había trasladado al rey su orgullo por sus raíces españolas, ya que su padre nació en el enclave orensano de Ricovanca, en Galicia, y emigró muy joven a Panamá.

Aseguró que ha estado en Galicia, que es “muy linda”, y en otros lugares de España como Madrid, donde dijo que cuando ha tenido oportunidad de asistir en el estadio Santiago Bernabéu a algunos partidos del Real Madrid. “Mi equipo”, confesó.

Y dijo sentirse también orgulloso de una coincidencia con el rey: ambos celebran su cumpleaños el 30 de enero.

La conversación comentó que fue muy fluida y en ella agradeció al monarca el apoyo de España para que no se incluyera a Panamá en una lista negra europea por deficiencias en la lucha contra el blanqueo de capitales.

Destacó también su interés para que importantes empresas españolas sigan manteniendo su presencia en su país e informó de que habían abordado igualmente la situación en Venezuela y Nicaragua.

Su principal reto, una vez que asuma la presidencia panameña, explicó que será luchar contra la corrupción, a la vez que pretende volcarse en mejorar la educación porque considera que es el nivelador social más importante.

La agenda del rey incluye una reunión con representantes de la colectividad española que vive en Panamá y la entrevista con Valera en el palacio de Las Garzas antes de una cena que ofrece el mandatario saliente a los jefes de Estado asistentes al relevo en la presidencia panameña.

El rey estuvo acompañado por el ministro español de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, en todos los actos, entre ellos el recorrido por la Panamá Vieja y que acabó en el museo que se ubica en su plaza mayor.

Allí el rey regaló a la Ciudad de Panamá un cuadro de la artista gráfica y escultora Teresa Esteban, que interpreta en clave contemporánea uno de los primeros mapas del casco histórico de Panamá aportada por el Archivo General de Indias.