todanoticia

Economia y Finanzas

Boris Johnson, candidato a primer ministro de Reino Unido, rechaza aranceles de la Unión Europea


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- BIRMINGHAM, Inglaterra. El primer contendiente ministerial británico, Boris Johnson, se dirige a los miembros del Partido Conservador durante el concurso de líderes del Partido Conservador.

El excanciller británico Boris Johnson, gran favorito para convertirse en el próximo primer ministro, consideró este martes que sería "extraño" que la Unión Europea impusiese aranceles a los productos británicos en caso de un brexit sin acuerdo.

Johnson, que compite con el actual ministro de Relaciones Exteriores Jeremy Hunt para suceder a Theresa May, consideró que el acuerdo que esta firmó en noviembre con Bruselas está "básicamente muerto" después de ser rechazado tres veces por el Parlamento.

Conocido por su indisciplinada cabellera rubia y sus polémicas declaraciones, Johnson, de 55 años, reafirmó en un programa de radio que el país debe "prepararse" para un brexit sin acuerdo.

Y asegurando que en ese caso Reino Unido no impondría aranceles a los productos europeos, consideró que la UE debería hacer lo mismo con las importaciones británicas.

"Sería muy extraño que la UE decidiera por su cuenta, ya que nosotros no pondríamos aranceles, imponer aranceles a los productos procedentes del Reino Unido", dijo a la emisora LBC. "No sería beneficioso para sus negocios, y mucho menos para sus consumidores".

"Sería un regreso al sistema continental de Napoleón", añadió, invocando al general francés del siglo XIX que durante las Guerras Napoleónicas intentó aislar al Reino Unido con el denominado "bloqueo continental".

Durante el programa, el excanciller y exalcalde de Londres detalló su estrategia sobre el Brexit si los miembros del Partido Conservador lo eligen como líder y por ende primer ministro.

Afirmó querer "tomar los pedazos útiles" del acuerdo negociado por May y descartar la controvertida "salvaguarda irlandesa", un mecanismo de último recurso ideado para evitar una nueva frontera en la isla de Irlanda y que provoca un fuerte rechazo de los más acérrimos partidarios del brexit.

Johnson explicó que retendría el pago de la factura de 39.000 millones de libras a la UE, mientras ambas partes negocian un futuro gran acuerdo de libre comercio.

La UE ha dicho en infinidad de ocasiones que no está dispuesta a renegociar el acuerdo de divorcio y mucho menos a eliminar la salvaguarda irlandesa, fundamental para preservar el acuerdo de paz del Viernes Santo de 1998 que puso fin a cuatro décadas de sangriento conflicto entre nacionalistas católicos y unionistas protestantes en Irlanda del Norte.

Unión Europea advierte a Gran Bretaña que el acuerdo del Brexit no es renegociable "Tiene que haber un acuerdo por ambas partes", reconoció Johnson, llamando sin embargo a mantener una actitud "positiva".