todanoticia

Local

El rey Juan Carlos se retira aclamado por aficionados en una corrida de toros


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- El rey Juan Carlos recibió este domingo el apoyo de miles de aficionados durante una corrida de toros celebrada en Aranjuez (centro de España), coincidiendo con el día en que comienza su retirada de la actividad institucional.

El rey emérito, de 81 años, decidió retirarse hoy porque se cumplen cinco años del anuncio de su abdicación en su hijo, Felipe VI, una día en el que ya tenía prevista su asistencia a la corrida de la localidad madrileña y que ahora cobró un simbolismo especial.

Los casi 9.000 aficionados que llenaban la plaza acogieron la entrada del rey en el palco con un prolongado aplauso, entre gritos de “¡viva España!” y “viva el rey”, mientras Juan Carlos saludaba.

El rey emérito estuvo acompañado en el palco por su hija mayor, la infanta Elena, y su nieto Felipe Juan Froilán, así como por su hermana, la infanta Pilar, y los hijos de ésta, Simoneta y Fernando Gómez Acebo.

La corrida de Aranjuez tuvo un cartel del que formaban parte los diestros Morante de la Puebla, el Juli y José María Manzanares, que brindaron sus toros al rey.

Además de servir de inauguración de las obras de reforma del bicentenario coso de esta localidad madrileña, se organizó un homenaje a la madre del rey, doña María de la Mercedes, fallecida en el año 2000 y que era muy aficionada a los toros.

Lea también: Reportan cientos de heridos tras enfrentamientos en manifestación de los chalecos amarillos en París

Un retrato de ella se había colocado en el palco real y antes del inicio de la corrida se entregó al monarca una placa en su recuerdo y homenaje.

Fue el pasado lunes cuando Juan Carlos, según un comunicado de la Casa Real, informó por carta a su hijo de que había decidido que a partir de este 2 de junio dejaría de presidir actos institucionales.

Eso no le impedirá, sin embargo, seguir siendo miembro de la Familia Real, al igual que su esposa, la reina Sofía, y continuar conservando el título de rey y el aforamiento.