todanoticia

Futbol

Ella es la exuberante rusa que corrió casi sin ropa en la final de la Champions


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- La modelo rusa tenía un "as" bajo la manga, no solo buscaba popularidad para ella, también para su novio.

La hermosa rusa Kinsey Wolanski que entró sin ropa a la cancha en la final de la Champions, logró lo que quería, fama. Mira sus mejores fotos.

El juego entre el Tottenham y el Liverpool transcurría con normalidad hasta que llegó el minuto 19. Se trata de una modelo rusa que decidió quitarse la ropa y correr en la cancha para promocionar la página de su novio, pues ambos son youtubers.

Y logró lo que pretendía, pues en pocos minutos sus provocativas imágenes recorrieron el mundo.

Debido a su actuación en el Wanda Metropolitano pasó de tener poco más de 200 mil seguidores en Instagram, a más de 500 mil, y la cuenta sigue creciendo.

La final entre el Tottenham y el Liverpool se jugaba sin sobre saltos hasta que esta rubia irrumpió en el juego.

KINSEY WOLANSKI SE ESCAPÓ A LA SEGURIDAD

Y es que todo transcurría con normalidad pero la bella modelo decidió ponerle un toque sexy al juego.

Fue en el minuto 19 cuando una chica saltó a la gramilla con un ajustado bikini y mostró sus encantos a los más de 68 mil espectadores.

Al final se conoció que se trata de la modelo rusa Kinsey Wolanski y lo que pretendía era promocionar la página de su novio.

Cabe mencionar que ambos son youtubers, y mientras ella logró su objetivo, seguro su novio también sacará provecho.

¿QUIÉN ES EL NOVIO DE WOLANSKI?

Y es que el novio de la rubia es nada más y nada menos que Vitaly Zdorovetskiy.

Zdorovetskiy es un youtuber millonario, de origen ruso, con 10 millones de suscriptores.

Él ha hecho su fortuna con sus videos de bromas pesadas y de estilo de vida lujosa.

Además, siempre se ha dejado ver rodeado de mujeres y adrenalina.

En la final de la Copa del Mundo de 2014, fue él mismo quien saltó a la gramilla, y ahora su novia, Kinsey Wolanski.

Liverpool ganaba 1-0 con gol de penal del egipcio Mohamed Salah al momento en que ingresó la espontánea.

Al final, el partido terminó 2-0 a favor de los Reds, campeones de la Champions League.