todanoticia

Economia y Finanzas

Aumenta presión para que Theresa May dimita tras fallida apuesta de brexit


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- LONDRES. Theresa May en el parlamento británico.

La última apuesta de la primera ministra británica, Theresa May, para dar con una solución satisfactoria al brexit se vio frustrada este miércoles porque parlamentarios de su propio partido rechazaron acercar posiciones y pidieron su inmediata renuncia.

Casi tres años después de que el 52% de los votantes de Reino Unido se mostró a favor de abandonar la Unión Europea (UE), el intento es el último de May para que su acuerdo de divorcio sea aprobado por el Parlamento británico antes de que finalice su mandato, que ha estado marcado por el Brexit.

May hizo nuevamente un llamamiento a los parlamentarios para que apoyen su propuesta, que ofrece alicientes como la posibilidad de un segundo referéndum en torno al brexit y lazos comerciales más estrechos con la UE.

Pero el rechazo fue brutal. Tanto legisladores laboristas como conservadores criticaron el proyecto sobre la ley de acuerdo de retiro, o WAB, que implementa los términos de la salida de Reino Unido del mayor bloque comercial del mundo.

Algunos promovían con más fuerza el defenestramiento de May y hubo informes de que ministros de su propio gabinete podrían volverse en su contra.

"Hay una última oportunidad de hacerlo bien y salir de una manera ordenada. Pero ahora es el momento en que la primera ministra Theresa May debe irse y sin demora", escribió en el Financial Times el legislador conservador Tom Tugendhat, presidente del Comité de Asuntos Exteriores del Parlamento.

"Debe anunciar su renuncia antes de las elecciones parlamentarias europeas del jueves", añadió.

El punto muerto en Londres supone que no está claro cómo ni cuándo abandonará Reino Unido el club europeo al que se unió en 1973, ni incluso si finalmente llegará a hacerlo. La actual fecha límite para su salida es el 31 de octubre.

La última oferta de May irritó a los que se oponen a un segundo referéndum, y no fue suficiente para aquellos que quieren dar a los votantes otra oportunidad con la esperanza de detener el Brexit por completo.

A pesar de las críticas, May se mantuvo firme durante más de dos horas de preguntas en el Parlamento, instando a los legisladores a respaldar el proyecto de ley y luego darles la oportunidad de realizar cambios, para que puedan tener más control sobre el aspecto final del Brexit.

"Con el tiempo, otro primer ministro estará en este lugar", dijo May, reconociendo que su liderazgo estaba llegando a su fin.

"Pero mientras esté aquí, tengo el deber de ser clara con la Cámara de los Comunes sobre los hechos. Si vamos a tener un brexit en este Parlamento tendremos que aprobar la ley de acuerdo de retiro", dijo.