todanoticia

Cultura

Devoción por la Virgen de Fátima en un cerro de El Salvador


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- Cánticos, velas, rosas, lágrimas, sonrisas y mucha devoción fue lo que adornó este 13 de mayo, el santuario de la Virgen de Fátima, ubicado en el cerro de Las Pavas, en Cojutepeque, Cuscatlán, El Salvador.

Hasta el lugar santo llegaron salvadoreños de todas partes del país, para rendir honor a la Santa Madre y agradecer por su intercesión ante Jesús, por haber recibido milagros de todo tipo.

Entre los fieles se encontraba Ricardo Antonio Reyes, de 69 años, quien lleva 22 años viajando desde Santa Tecla hasta el santuario para agradecer a la Virgen por seguir con vida después de sufrir un paro cardíaco.

“El 9 de abril de 1997 me dio un infarto, y le pedí a la virgen que me mantuviera con vida y ya han pasado 22 años y sigo adelante, por eso cada 13 de mayo vengo a agradecerle a la Virgen por interceder ante Jesús por mi milagro”, indicó Reyes.

Agregó que el llegar hasta el santuario es una manifestación de la fe profunda que tiene hacia la Virgen, como su fiel intercesora.

“Es a través de ella que yo he logrado estar con vida, y con buena salud hasta este momento, por su intercesión, ella habla mucho con su hijo Jesús, y a mi me encanta que le hable de mí y que le pida por mí y por esa comunicación que tiene con su hijo amado, me ha concedido la vida hasta este momento y la oportunidad de venir a visitarla”, apuntó Reyes.

Como Ricardo, la mayor parte de las personas que asisten cada 13 de mayo, al santuario del cerro de Las Pavas, para celebrar el día de la Virgen de Fátima, lo hacen en agradecimiento por milagros de sanidad.

Sin embargo, hay otros fieles como Juanita Lara, de 52 años, que llegan a agradecer por permitirles ser madres y poder enseñarles a sus hijos la devoción y respeto hacía la Virgen María, a quien considera el mayor ejemplo de una mujer santa para seguir.

“Lo que yo vengo a agradecer son las prosperidades que hemos vivido y a pedirle a nuestra madre que nos ayude a criar a nuestras hijas o hijos, yo tengo cuatro hijas y lo que busco es que ellas también tengan ese mismo caminar de la Virgen María”, señaló Juanita, quien tiene 10 años viajando desde Soyapango hasta el santuario para pedir por sus hijas.

El día de la Virgen de Fátima se celebra desde su primera aparición a los tres pastorcitos Sor Lucía, Santos Jacinta y Francisco. La aparición tuvo lugar en Cova da Ira, Portugal, el 13 de mayo de 1917.