todanoticia

Asia y Medio Oriente

Tensión en el Golfo tras 4 "actos de sabotaje" contra buques petroleros


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- FUJAIRAH, Emiratos Árabes Unidos. El buque petrolero saudita Al Marzoqah sufrió un acto de sabotaje este lunes.

La tensión aumentó este lunes en el Golfo donde cuatro navíos fueron objeto de misteriosos "actos de sabotaje", según Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos, mientras el jefe de la diplomacia estadounidense Mike Pompeo modificó su agenda para discutir sobre Irán con los responsables europeos en Bruselas.

"Dejé claro [a Mike Pompeo] una vez más que nos preocupa el desarrollo y las tensiones en la región, que no queremos una escalada militar", dijo el ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, tras reunirse con el funcionario estadounidense, en declaraciones similares a las que ofreció poco antes su homólogo británico Jeremy Hunt.

Las autoridades de Arabia Saudita, aliada de Estados Unidos, indicaron "actos de sabotaje" contra navíos saudíes frente a costas de Emiratos, también cercano a Estados Unidos, que reforzó su presencia militar en el Golfo en el contexto de la tensión con Irán.

"Dos petroleros sauditas fueron objeto de actos de sabotaje en la zona económica exclusiva de Emiratos Árabes Unidos, frente a las costas del Emirato de Fuyaira cuando estaban a punto de entrar en el Golfo", dijo el ministro de Energía Jalid Al Falih, citado por la agencia oficial SPA.

Este domingo, Emiratos también señaló "actos de sabotaje" contra cuatro navíos comerciales de distintas nacionalidades en el este de Fuyaira, sin identificar a los autores pero calificando de "grave" el suceso.

En Irán, las autoridades juzgaron "preocupantes" los "actos de sabotaje" y pidieron una investigación.

"Estos incidentes en el mar de Omán son preocupantes y lamentables", dijo Abas Musavi, portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores en Teherán, que pidió una investigación y advirtió contra el "aventurismo" de "actores extranjeros" para perturbar la navegación marítima.

Los barcos afectados son Al Marzoqah y Amjad (sauditas), el emiratí A. Michel y Andrea Victory. Según la compañía naviera noruega Thome, que fletó el Andrea Victory, el buque fue "alcanzado por un objeto indeterminado".

En Washington, el presidente Donald Trump, afirmó que Irán cometerá "un gran error" si hace "cualquiera cosa", en un momento en que Washington acusa a Teherán de preparar "ataques" contra los intereses estadounidenses en Medio Oriente.

"Si hacen cualquier cosa, sufrirán mucho", declaró durante un encuentro con el primer ministro húngaro, Viktor Orban, en la Casa Blanca.

Este lunes por la noche, el New York Times informó que el secretario interino de Defensa, Patrick Shanahan, presentó la semana pasada, durante una reunión con asesores para la seguridad nacional de Trump, un plan para enviar 120.000 hombres a Oriente Medio si Irán atacara a las fuerzas estadounidenses.

El plan, que de momento está en fase preliminar, no llama a ninguna invasión terrestre y la cifra que evoca es mayor a la de la horquilla que se baraja, precisó el diario, que apuntó sus dudas de que el presidente Trump haya sido informado de los detalles del mismo.

En Nueva York, la ONU también expresó su preocupación por el "aumento de las tensiones en la región".

"Hacemos un llamado a todos los involucrados para que actúen con moderación en interés de la paz regional, especialmente garantizando la seguridad marítima", dijo el portavoz adjunto de la ONU, Farhan Haq.

Todos las plazas bursátiles en el Golfo cayeron este lunes.

El ministro saudita de Energía aseguró por su parte que las acciones contra los dos petroleros no provocaron ni víctimas ni marea negra, pero sí "daños significativos a las estructuras de los navíos".

Uno de los dos petroleros iba al terminal de Ras Tanura para cargar crudo destinado a Estados Unidos, precisó el ministro.

Más tarde el ministerio saudita de Exteriores "condenó" este "acto criminal", que supone una "seria amenaza" a la navegación marítima y "una incidencia nefasta para la paz y la seguridad regional e internacional".

Igual que Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita no designó a ningún responsable. Tampoco detallaron de qué tipo de "actos de sabotaje" se trata.

Por ahora, estos actos de sabotaje son un misterio.

Sin embargo, este domingo el gobierno de Emiratos pidió a la comunidad internacional "precauciones para evitar que se cometan este tipo de acciones por partes que buscan atentar contra la seguridad de navegación".

El puerto de Fuyaira es el único terminal en Emiratos Árabes Unidos situado en la costa del mar de Arabia, que evita pasar por el estrecho de Ormuz, por donde circulan la mayoría de exportaciones de petróleo del Golfo.

En varias ocasiones, Irán amenazó con cerrar este estrecho estratégico, crucial para la navegación mundial y los suministros petroleros, en caso de enfrentamiento militar con Estados Unidos.

La analista Karen Young, del American Enterprise Institute, instó a la prudencia ante la "espiral de provocaciones", acompañada de posibles "interpretaciones erróneas".

Por su parte, Neil Partrick, un experto sobre el Golfo, dijo: "si realmente hubo un intento deliberado de dañar a estos petroleros, entonces podría ser una advertencia de Irán sobre las consecuencias de cualquier acción militar contra sus objetivos en la región".

El anuncio de estos incidentes por parte de dos aliados cercanos de Washington llega en un contexto de nuevas tensiones entre Estados Unidos e Irán tras el refuerzo de las sanciones contra Teherán, que suspendió por su parte algunos de los compromisos sobre su programa nuclear.

El viernes pasado, Washington anunció el envío a la zona de un navío transportando vehículos, sobre todo anfibios, y de una batería de misiles Patriot, que se añaden al despliegue de una flotilla liderada por un portaaviones y de bombarderos B-52.

Este domingo, el departamento de Estado indicó por su parte que Pompeo había decidido viajar a Bruselas para hablar de "cuestiones urgentes", y en particular de Irán, con responsables europeos.