todanoticia

Economia y Finanzas

Guerra comercial entre Estados Unidos y China sin rumbo fijo


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- Los crecientes temores sobre las tensiones comerciales de EE.UU. y China preocupan a especialistas y empresarios.

El viceprimer ministro chino, Liu He, aseguró este sábado que las conversaciones comerciales con EE.UU. no se han roto, pese a que las negociaciones bilaterales concluyeron la víspera sin acuerdo, horas después de que el presidente Donald Trump aumentó a más del doble los aranceles a importaciones chinas por un valor de 200.000 millones de dólares.

Una cadena de televisión china mostró ayer a Liu diciendo que el fracaso en alcanzar un acuerdo en la guerra de aranceles con EE.UU. durante las reuniones del jueves y el viernes en Washington fue solo “un pequeño revés”.

Liu dijo que era cautelosamente optimista. insistiendo en que un acuerdo requiere que se eliminen primero los aranceles sobre sus exportaciones.

El viceprimer ministro chino agregó que las dos partes estaban en desacuerdo sobre la cantidad de bienes que China se comprometió a comprar a EE.UU. para ayudar a equilibrar la balanza comercial y reducir el déficit comercial del último.

El gobierno de Trump aumentó el pasado viernes los impuestos a la importación de miles de millones de dólares en productos chinos del 10% al 25%. La medida escaló las tensiones entre Beijing y Washington y el ministro de Comercio de China juró tomar las “contramedidas necesarias”, pero no dio detalles.

Trump advirtió este sábado a China que, si no llega a un acuerdo comercial con Estados Unidos ahora, les resultará "mucho peor" negociar otro tratado en un eventual segundo mandato bajo su cargo.

"Creo que China sintió que estaban siendo golpeados tan duramente en la reciente negociación que podrían esperar a las próximas elecciones, en 2020, para ver si tienen suerte y gana un demócrata, en cuyo caso continuarían estafando a Estados Unidos por 500.000 millones (de dólares) al año", tuiteó Trump.

"El único problema es que saben que voy a ganar (los mejores números de economía y empleo en la historia de EE.UU. y mucho más) y el acuerdo será mucho peor para ellos si tiene que negociarse en mi segundo mandato. Sería sabio de su parte que actúen ahora, pero les encanta sumar grandes aranceles!", agregó.

Beijing ya tiene aranceles sobre 110.000 millones de dólares en productos estadounidenses, puestos anteriormente, pero los reguladores se quedan sin opciones de bienes estadounidenses para penalizar debido al desbalance comercial.