todanoticia

Latinoamérica y Caribe

Policía de Costa Rica mata a nicaragüense por robar y tirar piedras


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- Yader Acuña Mendoza, nicaragüense de 30 años de edad, murió tras recibir un balazo en la espalda luego de que fuera sorprendido cometiendo un delito de tacha (robar o hurtar objetos extrayéndolos de un vehículo automotor), y comenzara a lanzar piedras a los oficiales de la Fuerza Pública de Costa Rica.

El hecho se presentó en Dominicalito de Bahía Ballena, en el cantón de Osa, Puntarenas, durante la mañana de este lunes.

Según versiones del Ministerio de Seguridad Pública (MSP), Acuña habría cometido un delito de tacha momentos antes de morir, los vecinos de la localidad lo ubicaron con una bolsa de objetos robados y este les tiró piedras para luego salir corriendo.

De inmediato se dio el aviso a la Fuerza Pública y varios oficiales se hicieron presentes al sitio para poner en orden las cosas, pero Acuña seguía lanzando piedras incluso a los policías.

Un uniformado de apellido Monge le hizo la advertencia que dejara de lanzar rocas con unos disparos desviados, sin embargo el presunto ladrón no se detuvo, finalmente, el oficial le propinó un balazo por la espalda cuando el nicaragüense se lanzó por una maleza, el prófugo logró caminar por unos metros hasta que se desplomó en el suelo y murió.

Lo siguiente que se hizo fue llamar a la Cruz Roja para que confirmara el fallecimiento de Acuña, quien cuenta con antecedentes por robo agravado y hurto, además extraoficialmente surgió que sería responsable de varias tachas en casas en esta zona costera.

De acuerdo con el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), al oficial Monge se le decomisó el arma con la que habría atacado al ahora fallecido y lo mantuvieron en la delegación mientras el Ministerio Público define cómo va a proceder en este caso.

En la Fuerza Pública defendieron el accionar de su funcionario y señalaron que las rocas pueden ser utilizadas como arma; el policía hizo disparos de advertencia en primer lugar, pero el sujeto no acató la orden.