todanoticia

Asia y Medio Oriente

Esposa embarazada de un terrorista se hizo explotar junto a sus hijos


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- Fátima, la esposa embarazada de un terrorista suicida de Sri Lanka, no dudó en sacrificar a la criatura que llevaba en su vientre y a sus tres hijos para matar a los policías que venían a detenerla. Casada con Imsath Ahmed Ibrahim, quien se inmoló en el hotel Shangri-La el domingo por la mañana, detonó los explosivos cuando la policía acudió esa misma tarde a la casa de la familia en Dematagoda, un barrio de chalecitos de Colombo. Según informa el portal de noticias indio Firstpost, en la segunda planta de la mansión familiar había bombas preparadas para cuando llegara la Policía. A pesar de estar embarazada, se hizo estallar delante de sus hijos asesinando a tres agentes.

En el vídeo del Estado Islámico (Daesh) reivindicando los atentados del Domingo de Resurrección, aparecen ocho personas ataviadas con túnicas negras cubriéndose el rostro con pañuelos, algunas luciendo puñales en sus manos. En el centro, y con la cara al descubierto, el clérigo Zahran Hashim jura fidelidad al «califa» del Estado Islámico, Abu Bakr al-Bagdadi, y se atribuye los atentados contra «miembros de la coalición dirigida por EE.UU. y los cristianos de Sri Lanka», en referencia a los hoteles de lujo e iglesias que reventaron. A la derecha de la imagen, aparece una figura en segundo plano, que podría ser Fátima detrás de su marido, Imsath, de 33 años.

Este y su hermano Ilham, que tenía 31 y se inmoló en hotel Shangri-La, son hijos de uno de los mayores comerciantes de especias del país, Mohamed Yusuf Ibrahim, detenido por la Policía para ser interrogado. Ibrahim padre, líder del partido de izquierdas Janatha Vimukthi Peramuna, es amigo del ministro de Industria y Comercio, Rishath Bathiudeen, y ha sido visto en recepciones del jefe de la oposición y anterior presidente, Mahinda Rajapaksa. A pesar de sus altos contactos políticos, es uno de los 75 arrestados, junto a su hijo Ijas, de 30 años, porque la Policía sospecha que estaba implicado en esta trama terrorista. El hermano menor, Ismail, ha huido con explosivos y las autoridades temen que pueda perpetrar más atentados.

Junto al clérigo radical Zahran Hashim, también conocido como Mohamed Zahran, se cree que los hermanos Ibrahim son los cerebros de los atentados, además de dos de sus autores materiales. Cargados con dos mochilas iguales llenas de explosivos, tuercas y tornillos, las detonaron prácticamente a la misma hora mientras se servía el desayuno en los citados hoteles, matando a buena parte de la treintena de extranjeros que han perecido en estos atentados. También fue atacado el hotel Kingsbury, donde un tercer miembro del grupo detonó otra mochila bomba.

A tenor de algunas informaciones periodísticas, Ilham Ibrahim había expresado opiniones extremistas y había participados en reuniones de la Organización Nacional del Monoterísmo (National Towheed Jama´ath), un grupo islamista sospechoso de participación y planificación de los atentados.

Su hermano mayor, Imsath, dirigía una fundición de cobre y era conocido públicamente por ser más moderado en sus puntos de vista. Casado con la hija de un rico fabricante de joyas, había hecho donaciones a familias con dificultades. El viceministro de Defensa de Sri Lanka, Ruwan Wijewardene, dijo esta semana en una conferencia de prensa que la mayoría de los terroristas suicidas estaban bien educados, algunos en el extranjero, y eran de familias ricas. Algunos tenían títulos en derecho y todos eran de Sri Lanka.