todanoticia

Cultura

Los libros que no deben faltar en una biblioteca personal


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- El 23 de abril se conmemora el Día del Libro. Por ello escritores y periodistas recomiendan obras imprescindibles en una biblioteca personal.

El escritor Miguel Antonio Chávez cree que armar una biblioteca toma toda una vida. “Lecturas que uno hacía con veinte años de edad, no son las mismas que uno haría a los cuarenta. O quizá sí: en el caso de los grandes libros...”.

Chávez propone una lista un poco ‘caprichosa’ y ‘ nostálgica’. Enlista la Enciclopedia y Atlas de Salvat, Robur, el conquistador o El rayo verde, de Julio Verne; El árbol de los deseos, de William Faulkner; El Decamerón, de Giovanni Boccaccio; Poesía lírica, de sor Juana Inés de la Cruz; Ecuador: señas particulares y Ecuador: identidad o esquizofrenia, de Jorge Enrique Adoum y Miguel Donoso Pareja, respectivamente, entre otros más.

La periodista Clara Medina sugiere en primer lugar La emancipada (1863). “Debe estar entre las primeras obras para comenzar una biblioteca porque está considerada como la primera novela que se publicó en el Ecuador”, estima la también gestora cultural.

Recomienda también Los que se van, libro escrito por Joaquín Gallegos Lara, Enrique Gil Gilbert y Demetrio Aguilera Malta; Bruna, soroche y los tíos, de Alicia Yánez Cossío; Pedro Páramo, de Juan Rulfo, o El barón rampante, de Ítalo Calvino.

El escritor Édgar Alan García comenta que si de obras latinoamericanas se trata, dos de distinto género son inevitables: Cien años de soledad (Gabriel García Márquez) y Tercera residencia (Pablo Neruda). En cuanto a obras mundiales destaca Crimen y castigo (Fiódor Dostoyevski) y Canto a mí mismo (Walt Whitman).

“Cien años de soledad no es una historia, sino muchas, con un génesis en el que las cosas no tenían nombre y un final estremecedor semejante al apocalipsis”, dice García. “Se toca el simbolismo, lo fantástico, lo extraordinario, lo mismo que la trágica historia de nuestro continente mestizo. Es la obra más abarcadora y deslumbrante que se haya escrito en Latinoamérica”, agrega.

Para el también escritor Jorge Torres Apolo, las obras que no deberían faltar son Platero y yo, Cien años de soledad, Madame Bovary,Pedro Páramo, Ensayo sobre la ceguera, De la Tierra a la Luna, El viejo y el mar, Los miserables, La celestina, El principito, Cumandá, Huasipungo,Don Quijote, y otras.

Estima que estas obras siempre dejan una enseñanza, ya que son referencias acerca de las emociones humanas tomadas desde historias creativas.

La escritora Kristel Ralston recomienda Grandes esperanzas, de Charles Dickens, “un libro maravilloso que engloba tristeza, aprendizajes, ilusiones y una descripción sensacional que cala profundo en el alma”.

Ralston también se inclina por 1984, de George Orwell, a la que califica como una distopía que, tras décadas de su publicación, parecería más una predicción de lo que vivimos en el siglo XXI. “Es, para mí, un despertar de la conciencia”.