todanoticia

Africa

Al menos 121 muertos en nuevos combates en Libia


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- TRÍPOLI. Mujeres libias sostienen un cartel de protesta mientras se reúnen durante una manifestación contra el hombre fuerte Khalifa Haftar en la Plaza de los Mártires.

Al menos 121 personas murieron en diez días de enfrentamientos al sur de la capital libia, Trípoli, pero las posiciones de los dos campos rivales libios en el frente parecen no hacer grandes avances desde hace días.

La feroz lucha entre las fuerzas del mariscal Jalifa Haftar, el hombre fuerte del este de Libia y las del Gobierno de Unidad Nacional (GNA) con sede en Trípoli desde el 4 de abril, también dejó 561 heridos, según un nuevo balance de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El Ejército Nacional Libio (ENL), autoproclamado por el mariscal Haftar lanzó hace 10 días una ofensiva para apoderarse de la capital (noroeste), sede del GNA de Fayez al Sarraj, reconocido por la comunidad internacional.

Mientras sus fuerzas siguen sin entrar en la capital, el mariscal Haftar partió a El Cairo para reunirse con el presidente egipcio Abdel Fatah al Sisi, uno de sus más fervientes defensores.

Ambos conversaron sobre "la evolución de la situación en Libia", indicaron medios estatales sin dar más detalles.

Además de Egipto, el ENL ha contado con el apoyo directo o indirecto de otros países.

En el terreno, las fuerzas del GNA y del ENL continúan cada una proclamando 'avances', pero concretamente, ninguna de las dos pareciera haber tomado ventaja. Los combates se reanudaron el domingo, en los mismos frentes, en particular en las localidades de Ain Zara y al Swani, al sur de Trípoli.

El domingo el GNA anunció haber abatido un avión del rebelde Ejército Nacional Libio de Jalifa Haftar, al sur de Trípoli.

"Las fuerzas del ejército libio (del GNA) abatieron un avión enemigo que se preparaba para llevar a cabo bombardeos en la región de Wadi al Rabie", declaró su portavoz, el coronel Mohamad Gnounou.

La oficina de la OMS en Libia, que no precisó el número de civiles entre las víctimas, condenó en su cuenta Twitter "los ataques reiterados contra el personal sanitario" y las ambulancias en los alrededores de Trípoli.

El sábado dos ambulancias fueron blanco de los enfrentamientos y elevó a ocho el número de vehículos del personal médico alcanzado desde el inicio de los combates.

13,500 desplazados

En un país sumido en el caos desde la caída del régimen de Muamar Gadafi en 2011, las organizaciones internacionales temen que una vez más que los civiles paguen el precio de la violencia.

La Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (Ocha) informó por su parte que 13.500 personas fueron desplazadas por los combates, 900 de las cuales fueron alojadas en centros de acogida.

El domingo, la misión de la ONU en Libia (Manul) recordó que "el derecho humanitario internacional prohíbe formalmente bombardear escuelas, hospitales, ambulancias y zonas civiles".

"La misión supervisa y documenta todos los actos de guerra en violación de esta ley con el fin de informar al Consejo de Seguridad y a la Corte Penal Internacional".

Esta advertencia se conoció un día después de un ataque aéreo, atribuido por las GNA a las fuerzas del ENL, que golpeó una escuela en Ain Zara, al sur de Trípoli.

Por su lado el ENL acusó a las fuerzas del GNA de haber realizado un ataque aéreo y atentar contra "civiles" en la región de Gasr Ben Ghachir, a unos 30 km al sur de Trípoli.

Entre el viernes y el sábado, las fuerzas del GNA realizaron 21 bombardeos aéreos sobre "posiciones militares" del ENL, según su portavoz, el coronel Mohamad Gnounou.

Este coronel anunció el sábado en la noche "grandes avances sobre todos los frentes", especialmente en Al Aziziya, ciudad situada a unos 50 km al sur de Trípoli, donde un cuartel ha cambiado de manos ya varias veces.

"Nosotros no comenzamos esta guerra, pero decidiremos la hora y el lugar de su final", indicó.

Un nuevo portavoz del GNA, Mohanad Younes, anunció por su lado que las fuerzas leales a este gobierno se preparan a pasar de la "fase defensiva a la ofensiva".