todanoticia

Cultura

El Louvre celebra los 30 años de su icónica pirámide


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- Según comentarios del actual presidente del Louvre, Jean-Luc Martínez, esta pirámide "único museo del mundo cuya entrada es una obra de arte".

El patio que se encuentra alrededor de la famosa pirámide de vidrio del Museo del Louvre se convertirá en el escenario de una instalación gigante del artista visual francés JR, como parte de las celebraciones por los 30 años de aniversario de la estructura. El martes, un ejército de voluntarios comenzó a pegar una colosal imagen de papel de 14.800 metros cuadrados sobre el patio para preparar el trampantojo.

La imagen creará la ilusión de una pirámide más grande emergiendo de las rocas como si hubiera sido descubierta por una excavación arqueológica.

La pirámide de vidrio y acero de 6,5 metros de altura, diseñada por el arquitecto chino-estadounidense I.M. Pei, ahora de 101 años, fue controvertida cuando se inauguró en el escenario clásico del Louvre en marzo de 1989. Pero desde entonces se ha convertido en un emblema de París.

“La pirámide siempre me ha inspirado, la forma en que mezcla lo antiguo y lo moderno”, dijo JR . “Esta vez, una gran parte de esto es confrontar lo moderno con la arqueología”, agregó.

La ilusión será completamente visible desde el viernes por la tarde solo desde el techo del museo. El equipo de JR ha instalado dos pantallas gigantes en el patio para permitir que los visitantes vean el resultado desde el suelo.

Durante dos días, sábado y domingo, el patio estará abierto para que los visitantes caminen sobre él y observen la ilusión óptica. “Una vez que todo esté pegado, la gente estará sobre la imagen y se desvanecerá y desaparecerá”.

Al aplauso unánime

Todo empezó el 31 de julio de 1981, cuando Jack Lang, nuevo ministro de Cultura, escribió al presidente François Mitterrand: “Hay una idea potente: recrear el Gran Louvre destinando todo el edificio al museo”. Pero el ministerio de Finanzas ocupaba una parte del museo. “Es una buena idea, pero difícil de concretar como todas las buenas ideas”, dictaminó Mitterrand sobre la misma carta.

“Entonces creíamos que el poderoso ministerio no se dejaría trasladar”, comenta a Jack Lang. Pero “el patio Napoleón era un estacionamiento horrible. El museo adolecía de la falta de una entrada central”.

“Con Mitterrand, teníamos en mente contactar con Pei. El presidente admiraba sus obras en Estados Unidos”.

Michel Laclotte “revive la escena” del descubrimiento del proyecto de Pei, en pequeño comité. “Había una gran maqueta sobre la mesa. Luego, colocaron la pirámide, todo el mundo quedó seducido”.

Pero cuando el diario France Soir publicó la maqueta en 1984, hubo una “explosión” de críticas, que denunciaban por ejemplo que el Louvre se convertiría en “la casa de los muertos”, en términos de un periodista de Le Monde. Incluso hubo llamamiento de “insurrección” hacia la realización de la obra.

I. M. Pei, un visionario del diseño y la arquitectura

Ieoh Ming Pei, conocido comúnmente como I. M. Pei, es un arquitecto estadounidense de origen chino. A pesar de tener numerosos trabajos, quizás el de más renombre sea la pirámide de cristal y acero que da la bienvenida a los visitantes del Museo del Louvre, en París.

I. M. Pei, ahora de 101 años de edad, realizó sus estudios de arquitectura en Estados Unidos. Logró matricularse en el prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts, donde se graduó en 1940. Entre 1945 y 1948 amplió su formación enseñando en Harvard como profesor adjunto.

Considerado como uno de los sucesores americanos de los grandes maestros de la arquitectura europea, Pei en sus proyectos busca la pureza de líneas, unida a una eficacia funcional, siguiendo el llamado “estilo internacional” y los criterios de Gropius. Utiliza formas abstractas y recurre a materiales fríos.