todanoticia

Cultura

Alfombras de aserrín adornan calles de Guatemala en Semana Santa


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- Una alfombra de Jesús de la Merced que fue elaborada por el artista Jorge Corleto, del colectivo Chucho Callejero, durante una procesión de Semana Santa en Guatemala.

Durante la Semana Santa es tradición en Guatemala elaborar alfombras que representan figuras folclóricas y religiosas. Estas artesanías son realizadas con aserrín, flor de corozo, rosas, hojas de palma y otros materiales orgánicos, indica el portal guatemala.fandom.com.

Las “alfombras” guatemaltecas son una muestra de combinación de la fe que llegó con los misioneros franciscanos en época de la colonización y los rituales precolombinos de los pueblos mesocéntricos. Los tz’utujiles eran un pueblo que celebraba procesiones y extendía en el suelo palma de corozo, señala el portal es.aleteia.org.

Elaborar una de estas alfombras demora unos quince días.

En el siglo XVI, los txacaltecas (procedentes del sur de México) tuvieron permiso para asentarse junto a los nuevos pobladores y también ellos hacían procesiones extendiendo alfombras de pino, flores y plumas de ave como el quetzal, la guacamaya y el colibrí.

Los conquistadores españoles importaron las ideas católicas y las historias cristianas através de los sacerdotes con la idea de “conquistar las almas de los indígenas Tz'utujiles. Conforme el tiempo pasó, las creencias religiosas que conservaban los pueblos precolombinos se fueron mezclando con el catolicismo, agrega guatemala.fandom.com.

A raíz de eso, los Tz'utujiles crearon un personaje basado en las historias tradicionales cristianas y la existencia de un sacerdote que invocaba la lluvia. Recrearon a Jesús y le pusieron de nombre MaNawal JesuKrista. Se decía que este personaje tenia poderes de dioses, era un extranjero que era muy querido por lo gente de la región y era tratado como que si hubiera sido criado allí.

El 1 de mayo de 1543 se realizó la primera procesión en Guatemala, con el propósito de trasladar el Santo Sacramento de la ciudad colonial San Miguel Escobar en Ciudad Vieja a Santiago de Guatemala en Sacatepquez, capital del país en esa época (hoy Antigua Guatemala).

Con este origen y con el desarrollo histórico de la época colonial se enriquecieron las tradiciones de procesiones, fueron cargadas de nuevo contenido y llegaron a ser parte de la cultura guatemalteca.

En Semana Santa, un batallón de soldados romanos anuncian las procesiones, todos con sus uniformes dorados con rojo. Y una marea morada de cucuruchos (personas que cargan las imágenes de la procesión vestidas de morado) desfilan por las calles. Los desfiles van acompañados por orquestas musicales.