todanoticia

Salud

Estados Unidos declara la guerra a los cigarrillos electrónicos aromatizados


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- Proteger mejor a los niños y adolescentes y reducir significativamente las enfermedades y muertes relacionadas con el tabaco es el objetivo del borrador de medidas contra los productos de tabaco aromatizados, tanto de uso en cigarrillos como de suministro electrónico de nicotina con sabor (ENDS) (que no sean con sabor a tabaco, menta o mentol), que ha presentado este miércoles la Agencia Norteamericana del Medicamento (FDA, por sus siglas en inglés).

Las agencias sanitarias de ese país llevan alertando del aumento de jóvenes que se sienten especialmente atraídos por los productos de cigarrillos electrónicos con sabor, y que los menores de edad pueden acceder a estos productos tanto a través de minoristas, como a través de Internet, a pesar de las restricciones federales en las ventas a cualquier persona menor de 18 años.

Los datos más recientes muestran que más de 3,6 millones de estudiantes de escuelas intermedias y secundarias en todo el país eran usuarios actuales de cigarrillos electrónicos (en los últimos 30 días) en 2018; lo que supone un aumento de 1,5 millones de niños desde el año anterior. Los datos también mostraron que los jóvenes que usaban cigarrillos electrónicos también los usaban con más frecuencia y utilizaban productos de cigarrillos electrónicos con sabor más a menudo que en 2017.

Esto es particularmente preocupante, dado que las investigaciones muestran que los niños que usan cigarrillos electrónicos tienen más probabilidades de fumar tabaco. "Nadie quiere ver que los niños se vuelvan adictos a la nicotina. Nuestra dedicación a este esfuerzo perdurará y nuestro compromiso de avanzar en nuestro marco integral continuará", señaló el Comisionado de la FDA, Scott Gottlieb.

"No toleraremos que toda una generación de niños se vuelvan adictos a la nicotina como una compensación para permitir que los adultos tengan acceso ilimitado a estos mismos productos no revisados, y continuaremos poniendo todo el alcance de nuestras herramientas regulatorias contra esta creciente crisis de salud pública", añadió.

Por tanto, el aumento del nivel de epidemia en el uso de cigarrillos electrónicos en los jóvenes ha provocado que, una vez la FDA apruebe el borrador que tiene 30 días de revisión, se dejen de comercializar algunos productos de cigarrillos electrónicos con sabor; que productos de cigarrillos electrónicos con sabor - que no sean con sabor a tabaco, menta y mentol- que se siguen vendiendo se expendan solo de una manera que impida el acceso de los jóvenes; y que el tabaco aromatizado no se venda.

Establece una fecha límite La FDA espera que los fabricantes preparen y presenten solicitudes que demuestren que estos productos cumplen con el estándar de salud pública antes del 8 de agosto de 2021 para todos los productos ENDS con sabor, incluidos los que continúan siendo ofrecidos para la venta en circunstancias que involucran una mayor verificación de edad.

El organismo se propone priorizar su aplicación de productos ENDS no autorizados que estén dirigidos a menores o que puedan promover el uso de ENDS por parte de menores. Cualquier esfuerzo que incite a los menores a usar productos de tabaco es de particular interés para la FDA. Por ejemplo, la agencia ya emitió cartas de advertencia para productos que se asemejan a alimentos y bebidas amigables para los niños o que se asemejan a otros productos no ENDS que a menudo son consumidos por los jóvenes.

Además, 30 días después de que se finalice la guía, cualquier cigarro con sabor (que no sea con sabor a tabaco) que estuviera en el mercado a partir del 8 de agosto de 2016 y que cumpla con la definición de un nuevo producto de tabaco, estará sujeto a su cumplimiento.

"Se ha notificado a los fabricantes y minoristas que continuaremos atentos a los esfuerzos para hacer productos de tabaco que sean atractivos para los niños", añadió el comisionado, quien ha contado con el "firme apoyo" del presidente de Estados Unidos, Donald J. Trump, y el secretario de Salud y Servicios Humanos Alex M. Azar.

La Agencia tiene la intención de revisar los comentarios e implementar las políticas 30 días después de que se finalice la guía. Sin embargo, esperan que los fabricantes y minoristas comiencen a tomar ya medidas voluntarias para restringir aún más el acceso y el atractivo de estos productos por parte de los jóvenes. "Como hemos dicho antes, los fabricantes responsables no necesitan esperar a que la FDA finalice las políticas para actuar. Pueden detener de inmediato ciertas prácticas de marketing y ventas, aquellas que creemos que contribuyen al problema del acceso y el atractivo juvenil", concluye.