todanoticia

Europa

Protestas en Barcelona por presencia del rey de España


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- BARCELONA, España. Los separatistas catalanes exigieron la liberación de presos políticos, quemaron fotografías del rey de España y bloquearon vías de Barcelona.

Cientos de personas salieron a las calles este domingo para protestar por la presencia del Rey de España en Barcelona, ​​donde Felipe VI participó en una cena oficial con motivo del Mobile World Congress de 2019.

La presencia del rey en Cataluña se ha convertido en un tema controvertido desde que el jefe de Estado acusó a los líderes secesionistas catalanes de romper los principios democráticos y de conducta irresponsable en una intervención poco frecuente en el momento de la fallida votación secesionista de octubre de 2017.

Cataluña, la región más rica de España, tiene su propia lengua, cultura y una política de secesión que se ha fortalecido en los últimos años.

Los separatistas catalanes que forman parte de los llamados comités de defensa de la república, conocidos como CDR, quemaron fotografías del rey español y bloquearon carreteras en el centro de Barcelona.

Los comités son una red de asambleas que funcionan a nivel local, regional y nacional en Cataluña con el propósito de promover la independencia catalana y, en última instancia, la República Catalana.

Sin embargo, la Constitución de España establece que el país es indivisible.

Los comités dijeron en su cuenta de Twitter: "El 'Borbón no es bienvenido'". La Casa de Borbón-Anjou es una rama de la Casa de Borbón que desciende de Felipe V de España.

Los manifestantes portaban pancartas con consignas como 'Stop Represión', 'Borbones podridos' o 'Los reyes en los cuentos' y arrojaron huevos a la policía regional junto al Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC), el lugar donde se celebraba la cena.

Medios locales reportaron que tanto el presidente de la Generalitat, Quim Torra, como la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, esperaron en una sala conjunta para evitar el recibimiento oficial, aunque posteriormente sí saludaron al monarca fuera de las cámaras.

La presencia del rey en Barcelona también llega en un momento delicado para la política española, ya que doce líderes separatistas catalanes están siendo juzgados en Madrid por un intento de independencia que dejó al descubierto divisiones históricas y provocó la mayor crisis política de España en décadas.

El presidente del gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, incluso tuvo que convocar elecciones anticipadas para el 28 de abril, después de que los partidos que reclaman la independencia catalana se unieran al resto de la oposición en el Parlamento nacional para tumbar su proyecto de ley de presupuesto 2019.

Los partidos nacionalistas catalanes estaban disgustados por la negativa de Sánchez a incluir un referéndum de independencia en la agenda de las conversaciones para aliviar las tensiones entre Madrid y Cataluña.