todanoticia

Latinoamérica y Caribe

Por huir de la crisis o por comida miles de venezolanos cruzan a diario a Colombia


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- El refugio la Divina Pastora ofrece los almuerzos, con la ayuda de la Iglesia católica y el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas.

Los venezolanos están saliendo por miles de su país a Colombia, numerosos lo hacen por senderos clandestinos; unos por huir de la crisis y otros para vender chatarra y abastecer de productos que escasean. Solo en el comedor Casa de Paso de la Divina Providencia, ubicado en Cúcuta, Colombia, unos 4.000 cruzan a diario para recibir un almuerzo que este centro ofrece a los migrantes.

Otra multitud de venezolanos, cruzando trochas ilegales, cerca del Puente Internacional Simón Bolívar en Villa del Rosario, norte de Santander, en Colombia, se han convertido en comerciantes de chatarra y se embarcan en procesiones a lo largo de senderos clandestinos que llevan al vecino país en su lucha por llegar a fin de mes. Cada quien busca cómo sobrevivir a la crisis.

María, madre soltera de dos hijos, se las arregla para mover una carretilla con bultos. Dentro lleva la chatarra que recogió en cualquier lugar porque ya no “hay con qué comprarla”, y en la mochila un poco de aluminio también para la venta.

Con lo que recibe pretende comprar harina, papa, zanahoria y ajos. Apenas lo necesario para sostenerse unos días antes de que, muy a su pesar, deba atravesar de nuevo la trocha.

“Entro con la chatarra por la trocha para que no me la quiten” en los controles, dice, exhausta, a la agencia AFP.

A diario unas 40.000 personas pasan por el Simón Bolívar, una de las dos vías habilitadas para el movimiento de colombianos y venezolanos, sostiene Migración Colombia.

Sin embargo, es imposible calcular cuántas cruzan por las trochas ilegales en los 145 km que conectan a Venezuela con Cúcuta. Los pasos clandestinos se multiplican a lo largo de la frontera de 2.200 km.

Nicolás Maduro ha reiterado que no permitirá el ingreso de la ayuda humanitaria de EE.UU. que se acumula en Cúcuta y desde ayer ha reforzado más la frontera con la presencia de agentes de la Guardia Nacional Bolivariana. Medios venezolanos registraron el pasado domingo el envío a la zona de 700 agentes de las Fuerzas de Acciones Especiales.

El líder chavista rechaza el ingreso de la ayuda argumentando que en Venezuela no hay crisis humanitaria. No obstante, el chavismo anunció ayer la llegada de 933 toneladas de medicinas, procedentes de Rusia y Cuba, a este último, Maduro envió un cargamento de 100 toneladas de ayuda humanitaria el pasado martes.

En la sesión extraordinaria de la Organización de Estados Americanos (OEA), el diputador opositor venezolano, David Smolansky, coordinador del grupo de trabajo de la OEA para el éxodo de venezolanos, dijo que la ayuda comprometida por la comunidad internacional desde que Juan Guaidó asumió la presidencia interina del país supera los $ 100 millones, registró Reuters.

Carlos Vecchio, el representante del líder opositor Juan Guaidó en Washington, acusó a Maduro de bloquear la llegada de ayuda humanitaria e instó a la comunidad internacional a que colabore para abrir “miles de ventanas” que permitan el ingreso de la asistencia.

La expectativa aumenta a medida que se acerca el 23 de febrero, fecha anunciada por Guaidó para el comienzo del ingreso de la ayuda.