todanoticia

Economia y Finanzas

Amazon desistió de abrir sede en Nueva York debido a las críticas de políticos locales


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- Tras las críticas, Amazon renuncia a su nueva sede en Nueva York

Las críticas aumentaban desde hace tres meses y terminaron por hacer efecto: el coloso del comercio en línea Amazon anunció este jueves que abandona su proyecto de establecer una nueva sede en Nueva York, ante los fuertes cuestionamientos de líderes políticos locales.

"Tras mucha reflexión y deliberaciones, hemos decidido no continuar con nuestros planes de construir una nueva sede" en Nueva York, anunció la firma en su blog.

"Una cierta cantidad de políticos locales ha dejado claro que se opone a nuestra presencia y que no trabajará con nosotros para construir el tipo de relación requerida para continuar con este proyecto", agregó.

Dígale adiós a las filas en los negocios Tras haber evaluado durante meses una veintena de ciudades estadounidenses, Amazon, firma en pleno crecimiento cuya sede central se encuentra en Seattle, había anunciado en noviembre que construiría dos nuevas sedes, una en Nueva York y otra a las afueras de Washington.

Desde entonces, varias personalidades demócratas neoyorquinas se alzaron contra la propuesta: denunciaban los 3.000 millones de dólares en ventajas fiscales prometidas a la firma, el aumento previsible de los precios de las viviendas, la saturación del metro en el barrio, pasando por la ausencia de sindicatos en Amazon y de concertación pública durante las negociaciones con el alcalde y el gobernador de Nueva York.

Sin otra alternativa

Tras retirar el proyecto de este nuevo cuartel general en Long Island, Queens, que a término crearía 25.000 empleos, Amazon precisó que no reabrirá el proceso de licitación. De todas formas informó que "procederá según lo planeado" con las sedes en Northern Virginia, con 25.000 puestos de trabajo previstos, y un centro logístico en Nashville, Tennessee, con 5.000 puestos.

El anuncio puede ser mal visto por una gran parte de los neoyorquinos, que según los sondeos en su mayoría estarían a favor del proyecto ante la posibilidad de que la llegada del gigante en línea brindara un impulso económico a la capital financiera estadounidense.

El gobernador Andrew Cuomo, el principal artesano del acuerdo, y el alcalde Bill de Blasio seguramente también expresarán su enojo.

El viernes, el gobernador demócrata había advertido que las críticas jugaban "peligrosamente" con fuego, luego que el diario Washington Post citara a fuentes anónimas de la empresa sobre el posible abandono del plan.

Si varios sondeos mostraban que los neoyorquinos estaban en su mayoría a favor de la nueva sede, también reflejaban las profundas diferencias según las clases sociales y orígenes étnicos de los consultados.

En este sentido, el sondeo más reciente, publicado el martes por la universidad Siena College, mostraba que el 58% de los electores estaban a favor mientras que el 35% en contra.

Pero la tasa de aprobación trepaba a 70% entre los electores negros y a 80% entre los hispanos.

Los vecinos fueron los primeros en reaccionar a la noticia.

Mientras una residente de Long Island se dijo "aliviada", ya que temía por el aumento de su alquiler; un emprendedor del sector de la construcción denunció la "decisión execrable" de los legisladores locales que se opusieron a Amazon.

"Tienen solo una visión a corto plazo", deploró David Katzen. "Y ahora, ¿qué va a suceder aquí? Nada, nada de bueno sale de todo esto", lamentó.