todanoticia

Latinoamérica y Caribe

El FBI interceptó entre 100 y 200 llamadas de Joaquín 'Chapo' Guzmán


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- NUEVA YORK, EE.UU. El juicio contra Joaquín 'Chapo' Guzmán ya lleva ocho semanas. AFP Facebook Twitter WhatsApp Email

Un agente especial del FBI dijo este martes que la agencia interceptó entre 100 y 200 llamadas grabadas del capo narco mexicano Joaquín 'Chapo' Guzmán tras infiltrarse en su sistema de mensajería cifrada.

El testimonio del agente Steven Marston se conoce casi dos meses después del inicio del juicio contra Guzmán, que comenzó el 13 de noviembre y puede durar algunas semanas más.

Guzmán, de 61 años, fue extraditado a Estados Unidos en enero de 2017 para enfrentar cargos de tráfico de grandes cantidades de cocaína, heroína y otras drogas al país como líder del Cartel de Sinaloa.

Los fiscales también sostienen que Guzmán desempeñó un papel central en una guerra de las drogas en México en la que murieron más de 100.000 personas. El 'Chapo' afronta una pena de cadena perpetua si es declarado culpable.

Marston dijo que la voz de Guzmán era fácilmente identificable por su "tono nasal".

Los jurados escucharon por la tarde algunas de las llamadas. Antes habían oído a exasociados de Guzmán que testificaron sobre los envíos de varias toneladas de drogas, las guerras entre capos narco y la corrupción de funcionarios públicos mexicanos.

Los abogados de Guzmán han presentado a su cliente como un chivo expiatorio de Ismael "El Mayo" Zambada, a quien sindicaron como el verdadero capo del cartel de Sinaloa y que también enfrenta cargos en Estados Unidos aunque sigue en libertad.

En tanto, el exnarcotraficante mexicano Vicente Zambada -hijo de Ismael- indicó el pasado lunes que mantuvo dos conversaciones telefónicas, monitoreadas por el gobierno estadounidense, con su padre, mientras Vicente se encontraba preso en Estados Unidos. Aseguró, además, que su progenitor y el 'Chapo' Guzmán pasaron información sobre traficantes de droga rivales a la agencia antidrogas estadounidense.

Zambada testificó eso durante el juicio a Guzmán que se celebra en la corte federal de Brooklyn y que ya va en su octava semana.

La agencia antidrogas estadounidense, más conocida como DEA, monitoreó las llamadas con "El Mayo", quien jamás ha sido arrestado y sigue prófugo. Ambas ocurrieron en el 2012 y, según Zambada, fueron conversaciones triviales en las que él decía cosas como "papá cómo estás" y "te quiero mucho", pero en las que también le pidió ayuda para averiguar datos sobre otros traficantes que pudieran ser entregados a la DEA.

La información, dijo Zambada, fue dada por “El Mayo” y el 'Chapo' a través de abogados e incluía datos como el código telefónico de los Blackberrys que usaban traficantes. Un abogado del 'Chapo', Eduardo Balarezo,apuntó que poco después de las llamadas con "El Mayo", Guzmán fue arrestado, pero "El Mayo" no, sugiriendo así que Ismael Zambada entregó a las autoridades estadounidenses información sobre la ubicación del 'Chapo'. (I)

“Él (Guzmán) sabía que yo venía a testificar. Mi compadre Chapo no es mi enemigo”, dijo Zambada el lunes.

“Usted está testificando contra él. Usted es su enemigo”, respondió Balarezo.

Después de la extradición de Zambada a Estados Unidos en 2010, sus abogados afirmaron que había trabajado para la DEA como informante aun cuando participaba en el contrabando de cocaína. A cambio de la información que Zambada facilitara desde el interior del cártel, se le había prometido inmunidad en caso de que enfrentara juicio, según su defensa.

La fiscalía ha rechazado la afirmación de Zambada de que existía un acuerdo de inmunidad “aprobado a los niveles más altos de gobierno”. Zambada se declaró entonces culpable y aceptó colaborar con la fiscalía. No ha sido sentenciado aún y enfrenta una pena mínima de 10 años y una máxima de cadena perpetua.

“El Chapo”, uno de los narcotraficantes más conocidos que existen y exlíder del cartel de Sinaloa, se ha declarado inocente de supuestamente acumular una fortuna multimillonaria a través del tráfico de toneladas de cocaína y otras drogas desde México a Estados Unidos. De ser declarado culpable enfrentaría una posible sentencia a cadena perpetua.

La semana pasada Zambada testificó que “El Chapo” tenía contactos en la DEA y que los usó para ayudar a Zambada a salir del cartel de Sinaloa.

El lunes, los abogados de Guzmán enumeraron los nombres de muchos miembros del cartel de Sinaloa que están ahora muertos o en prisión y destacaron el hecho de que “El Mayo” sigue libre. De esta forma intentaron demostrar que “El Mayo” es un soplón a quien no le importa que otros caigan en manos de las autoridades para permanecer así él en libertad.

El lunes también testificó en el juicio un agente del FBI llamado José Moreno que habló del intento fallido de arresto de “El Chapo” en 2012 en una casa de Cabo San Lucas, en México, en la que supuestamente se estaba hospedando el narcotraficante. En la sala del juicio se mostró un video que tomó Moreno de la casa, donde “El Chapo” dejó ropa, zapatos y una especie de cuadernos de registro donde anotaba pagos que hacer y drogas y armas que se debían comprar.