todanoticia

Farandula

Glenn Close protagonizó el momento emotivo de la noche de los Globos de Oro


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- BEVERLY HILLS. Glenn Close exhortó a las mujeres a que “busquen su realización personal” y sigan sus sueños; lo dijo al recibir su premio en los Globos de Oro por su papel en su papel en "The Wife".

Fue un momento en el que todos, absolutamente todos, esperaban ver a una efervescente Lady Gaga subir al escenario en su dramático vestido azul claro. En vez de ello, Glenn Close, visiblemente anonadada, recibió el Globo de Oro. Pero su discurso de aceptación profundamente personal, sobre la necesidad de las mujeres de sentirse realizadas más allá de la familia, puso de pie a los presentes y se convirtió en uno de los momentos más emotivos de la noche.

Hace un año los Globos de Oro se enfocaron en los movimientos #MeToo y Time's Up. El año previo, fue todo política. En la gala de 2019 hubo mucho menos activismo, pero discursos como el de Close, la coanfitriona Sandra Oh y la actriz Regina King mantuvieron el tema de la igualdad y la diversidad vivo de una manera más personal.

Ah, y por supuesto estuvo la locura usual de los Globos: ¿"Bohemian Rhapsody" como mejor película de drama? ¿Un desaire a la pionera "Black Panther"? ¿Y nada para Bradley Cooper? ¿¡En serio!?

A continuación algunos de los momentos notables de la noche:

El discurso de Close

Cuando Close ganó el premio a la mejor actriz en una película de drama, pareció tan sorprendida como todos los demás. Pero entonces la actriz de 71 años hizo una sincera conexión entre su papel en "The Wife", en la que interpreta a una mujer que renuncia a sus propias ambiciones para apoyar aquellas de su marido de una forma impresionante, y su propia vida. "Estoy pensando en mi mamá, que realmente se sublimó a mi padre toda su vida", dijo Close. Agregó que de las mujeres se espera que apoyen a otros, "pero tenemos que conseguir nuestra realización personal. Tenemos que seguir nuestros sueños. Tenemos que decir yo puedo hacer eso y deben permitirme hacer eso”. El público la ovacionó de pie.

El poder de la amabilidad

Al subir al escenario para su monólogo de apertura, los anfitriones Oh y Andy Samberg tuvieron una explicación de por qué habían sido elegidos: eran "las únicas dos personas que quedaban en Hollywood que no se habían metido en problemas por decir algo ofensivo". Y entonces comenzaron a hacer chistes a costa de los presentes, pero en realidad dijeron cosas amables: "Bradley Cooper, ¡eres sexy!". O ''Jeff Bridges, ¡desearía que fueras mi papá!". El número no arrancó grandes carcajadas pero fue agradablemente amable.

¿Inspirado en Satanás...?

¿Habrá sido esta la primera vez que Satanás fue reconocido en un discurso de aceptación? De ser así, se lo debemos a Christian Bale. El actor galés fue galardonado por su trabajo en la película "Vice", para la cual se transformó de manera asombrosa en el regordete y calvo ex vicepresidente Dick Cheney. Tras agradecerle a sus compañeros de reparto y al director Adam McKay, le dio las "gracias a Satanás por darme la inspiración para este papel". También dijo en chiste que tal vez intente interpretar próximamente al líder de la mayoría en el Senado Mitch McConnell.

Una noche para los "hombres viejos"

"Mary Poppins Returns" se habrá ido con las manos vacías, pero el emblemático actor de 93 años Dick Van Dyke, quien tiene un maravilloso cameo en el filme, recibió una gran ovación al salir a presentar un premio con Emily Blunt, quien da vida a Mary. Y Michael Douglas, quien ganó un Globo por su trabajo en la serie "The Kominsky Method", se regocijó exclamando que "¡los alte kakers son lo máximo!", usando el término en yidish para "hombre viejo". El actor de 74 años también le dedicó el honor a su padre de 102, Kirk Douglas.

Reto de Time's Up

Un año después de que la alfombra roja de los Globos fuera un mar de vestidos negros en solidaridad con #MeToo y Time's Up, los trajes de colores volvieron a la gala, aunque algunos asistentes llevaron una cinta en la que decía "TIMESUPx2" para marcar el segundo año del movimiento por la igualdad de género. En la alfombra estuvo la actriz Alyssa Milano, autora del tuit que volvió #MeToo viral. La actriz señaló que en el último año una "hermandad realmente maravillosa de ha formado". Pero fue la actriz de "If Beale Street Could Talk" Regina King la que hizo la referencia más memorable a Time's Up al resistir los esfuerzos de la orquesta por acallarla y prometer que, en los próximos dos años, todos los proyectos que produzca contratarán un 50% de mujeres. Exhortó a aquellos en otras industrias a seguir el ejemplo.

Las emocionada lágrimas de Sandra Oh

Tras su número lleno de ocurrencias con Samberg, Oh se emocionó de pronto al explicar que aceptó presentar los premios y superar sus miedos para celebrar la diversidad de los actores nominados. “Quería estar aquí para ver a esta audiencia y atestiguar este momento de cambio", dijo. "No me voy a engañar, el próximo año podría ser diferente. Pero este momento es real". Poco después, la propia Oh ganó un premio por su papel protagónico en la serie de drama "Killing Eve" y le agradeció a sus padres, emotivamente, en coreano.

La victoria de Lady Gaga

Al menos Lady Gaga no se fue a casa con las manos vacías: ganó el premio a la mejor canción original por "Shallow", que coescribió y que interpreta con Cooper en "A Star is Born". En su discurso de aceptación, la cantante también se refirió a los retos que enfrentan las mujeres no solo en la industria del cine, sino en la música. "Es realmente difícil ser tomada con seriedad como compositora", dijo, y agregó que los coescritores del tema la "elevaron” y “apoyaron". Gaga compuso la canción con Mark Ronson, Anthony Rossomando y Andrew Wyatt.

¿Qué fue eso?

No estamos seguros de qué estaba diciendo Jeff Bridges en su confuso discurso al aceptar el Premio Cecil B. DeMille a la trayectoria, especialmente cuando empezó a hablar de barcos y dijo, "¡Corre que te pillo!". Pero bueno, Bridges es más conocido por su emblemático papel de fumón en "The Big Lebowski", así que en cierto modo fue acertado que fuera difícil seguirlo. Simplemente fue divertido atestiguar su alegría; lástima que no llevaba puesta una bata. Harrison Ford, que presentó un premio inmediatamente después, fue más brusco que de costumbre. "Nadie me dijo que venía después de Jeff Bridges", dijo en chiste.

¿Sabe quién soy?

Un momento dulce en la alfombra roja fue cuando Elisabeth Moss, la estrella de "The Handmaid's Tale", descubrió que Taylor Swift era su fan. Ryan Seacrest le presentó un video de Swift hablando con entusiasmo de la serie. "¡No puedo creer que siquiera sepa quién soy!", exclamó Moss, mostrando que las estrellas a veces pueden ser exactamente como uno. (I)