todanoticia

Deportes

Los Vaqueros de Dallas, monarcas divisionales


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- Dak Prescott se arrodilló dos veces. Luego abrazó a su corredor Ezekiel Elliott para festejar que ambos habían conquistado su segundo título divisional en tres temporadas con los Vaqueros.

La celebración fue más bien sobria, tras un encuentro en que Prescott lanzó dos pases de touchdown y Jaylon Smith devolvió 69 yardas un balón suelto para anotación, en la victoria 27-20 sobre los Bucaneros de Tampa Bay.

Una vez asegurado el título de la División Este de la Conferencia Nacional, Prescott y Elliott buscarán hacer algo que no consiguieron en 2016, durante sus notables campañas de novatos, en las que acumularon 13 triunfos en temporada regular.

Intentarán ganar un partido de playoffs.

“Tenemos mucho más trabajo por hacer”, resaltó Prescott. “Esto es algo que nos hemos planteado desde el receso anterior a esta temporadas. Estamos persiguiendo una meta más ambiciosa”.

La larga devolución de Smith vino luego que Jameis Winston perdió el balón al ser capturado ciego por Randy Gregory, quien recuperó también un fumble que dio paso a un touchdown para una ventaja de 14 puntos al final del tercer cuarto.

Dallas (9-6) conquistó el título divisional una semana después de fallar en su primera oportunidad para hacerlo, luego de su primera blanqueada en 15 años, 23-0 en Indianápolis.

El nuevo viaje a playoffs debe resultar particularmente dulce para Elliott, suspendido seis encuentros el año pasado por acusaciones de violencia doméstica. Aquel castigo llegó en el momento en que los Vaqueros jugaban mejor.

Una racha de tres derrotas los dejó entonces fuera de la postemporada.

“No podemos sentirnos satisfechos”, dijo Elliott, quien acumuló 85 yardas por tierra. “No podemos darnos el lujo de descansar la próxima semana. Hay que seguir trabajando para asegurarnos de que estemos listos para los playoffs”.

En tanto, los Patriotas de Nueva Inglaterra superaron 24-12 a los Bills de Buffalo para asegurar el cetro del Este de la Conferencia Americana por décima temporada consecutiva.—