todanoticia

Cultura

Grabados del pintor español Francisco Goya sin compradores en subasta en Londres


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- Uno de los grabados de la serie 'Los desastres de la guerra' del pintor español Francisco Goya.

La primera edición, publicada en 1863, de una serie de grabados del pintor español Francisco Goya titulada 'Los desastres de la guerra' no pudo ser adjudicada ayer en una subasta organizada en Londres por falta de pujas suficientes.

"Desgraciadamente no se vendió", dijo una portavoz de la casa de remates Bonhams sin poder precisar si el lote volverá a salir a subasta próximamente.

Las pujas por este conjunto de 80 aguafuertes, realizados por Goya entre 1810 y 1820 pero que Real Academia de Nobles Artes de San Fernando solo publicó por primera vez 35 años después de su muerte, alcanzaron las 55.000 libras (69.500 dólares, 61.000 euros), muy por debajo del mínimo previsto por Bonhams, que esperaba venderlo entre 70.000 y 100.000 libras.

"Los desastres de la guerra" muestran los horrores infligidos a la población civil durante el levantamiento popular contra las tropas de Napoleón que, tras invadir España en 1808, instaló en el trono a su hermano José Bonaparte.

De esta época datan también algunos de los cuadro más famosos de Goya, 'El dos de mayo de 1808 en Madrid', que muestra a los insurgente españoles atacando a los soldados egipcios del ejército napoleónico, y 'Los fusilamientos del tres de mayo', sobre la violenta represión que siguió.

Escenas similares quedan reflejadas en los grabados que no encontraron comprador el martes.

"Aunque Goya no fue el primer artista que retrató la guerra contra los civiles, sus grabados son sin duda más dramáticos y variados en narrativa, más salvajemente bellos, y más humanamente conmovedores que cualquier cosa que se hubiese hecho antes", afirmó Lucia Tro Santafe, directora de grabados y estampados de Bonhams.

Sí se vendieron los 18 aguafuertes de otra serie realizada por Goya, 'Los Proverbios' (1815-1819), cuyo precio de martillo fue de 28.000 libras.

La subasta también incluyó grabados y estampados de otros artistas españoles como Pablo Picasso y Joan Miró, e internacionales como Alberto Durero, Henri Matisse, René Magritte, Andy Warhol o Banksy.